La nueva vida de Sebas Moyano en Lugo

Sebas Moyano celebra su tanto frente al Amorebieta

El maltrato que ha sufrido la cantera blanquiverde durante los últimos años se va haciendo cada vez más evidente con el paso de las temporadas. Si hace algunos meses era Antonio Moyano el que debutaba en el fútbol profesional, y lo hacía dejando muy buenas sensaciones entre los aficionados del Alcorcón, esta vez es el turno de Sebas Moyano. El extremo de Villanueva del Duque se estrenó con la zamarra del primer equipo del Lugo el pasado fin de semana, y lo hizo con un gol que certificó la victoria de su equipo, siendo ésta la primera vez que suman de tres fuera de su feudo. No ha sido un periplo fácil el del cordobés en tierras gallegas, puesto que ha tenido que esperar nada más y nada menos que 444 días para poder ver, por fin, su debut con la camiseta del lucense.

La desvinculación de Sebas Moyano del Córdoba fue, sin duda, un caso, cuando menos, controvertido. Bajo la dirección de Jesús León, el Lugo se hizo con los servicios del jugador a cambio de un préstamo al Córdoba de 250.000 euros para que los blanquiverdes pudiesen tramitar su licencia federativa en uno de los veranos más negros de la entidad. El extremo recalaría en el conjunto lugués en septiembre de 2020 a modo de prueba, y luego saldría cedido al CD Ebro, curiosamente rival del Córdoba en la Copa RFEF en esta campaña. Con los maños jugó un total de 23 encuentros, anotando tres goles y, al acabar la temporada, en julio de este mismo año, volvió a Lugo. Una vez allí, las pruebas médicas realizadas por el club gallego arrojaron malas noticias para el extremo. "Una fractura de impactación subcondral en la rodilla izquierda", tal y como afirmó el cuerpo médico del equipo, le mantendría fuera de los terrenos de juego durante, al menos, tres meses.

Finalmente, tras más de 400 días perteneciendo a la disciplina gallega, Sebas Moyano pudo, al fin, debutar con la zamarra albivermella. Y lo hizo de la mejor manera posible: anotando un gol. Con un 1-2 a favor del Lugo en Municipal Nuevo Urritxe, hogar de la SD Amorebieta, Moyano entró en el minuto 68 como sustitución de Jaume Cuellar. Su tanto, en los últimos instantes de juego, colocó el 1-3 en el electrónico y certificó la primera victoria como visitante del Lugo, que ya pone tierra de por medio con los puestos de descenso. Una victoria para los lucenses, y también un triunfo moral para un Sebas Moyano que vuelve a encontrar su mejor versión como futbolista tras despuntar en las categorías inferiores del Córdoba CF.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2021 - 05:20 h
stats