El tridente cordobés, rumbo a cuartos con España

El montoreño Cecilio celebrando su gol con España

Trámite cumplido. La selección española de fútbol sala afrontó este sábado el tercer encuentro de la fase de grupos con la necesidad de vencer para clasificarse como líder. Y así se hizo. Además, con contundencia. Por si hubiera alguna duda. Y es que, cuando saltaron a la pista, Rusia y Eslovaquia esperaban contrincante. Al margen del rival, el combinado nacional aspiraba -así lo confirmó- a ser la mejor del Grupo D, pasando por encima de Georgia. Triunfo que empareja a los españoles con los centroeuropeos y debutantes en una fase final continental. No dio ninguna opción a su adversario el equipo de Fede Vidal, que con paso firme y una solvencia ofensiva notable logró la clasificación mandando en su grupo. De este modo, el tridente cordobés, formado por Cecilio, Boyis y Solano, ya tiene billete para la siguiente ronda, con el objetivo en mente de alzarse con el entorchado continental en Países Bajos.

La andadura de España en el torneo comenzó de forma autoritaria, firmando una clara victoria sobre Bosnia-Herzegovina (5-1). Un duelo que se encarriló con el doblete inicial de Raúl Campos. Boskovic daría esperanzas a los suyos con el 2-1, aunque la recta final del partido fue de nuevo dominada por los españoles, en este encuentro con protagonismo sobre la pista tanto de Boyis como de Cecilio, aunque el resto de tantos los firmaron Sergio Lozano y Ortiz, en su caso por partida doble.

Sería en la segunda jornada cuando llegase el resultado más amargo hasta la fecha. Los de Fede Vidal no encontraron su mejor versión en casi ningún momento frente a una selección de Azerbaiyán que optó por un juego duro que sacó del partido a España. Para colmo, el primero del encuentro lo hizo Lozano, pero en propia puerta. Raúl Gómez establecería el empate rápidamente, aunque Atayev puso otra vez la ventaja del lado azerbaiyano. Ya contra las cuerdas, fue de nuevo Sergio Lozano el que se desquitó del mal sabor de boca anterior con un tanto que otorgaba un valioso punto. Eso sí, había mucho en juego en el desenlace de la fase de grupos.

Pero ahí salió otra la mejor versión española, que fue un torrente de principio a fin. Los goles fueron cayendo para una selección con novedades, tales como la del Adolfo, que firmó dos goles, o la del bujalanceño Solano, el cual se incorporó al plantel tras la lesión de Esteban. El pívot cordobés también llegó y besó el santo con un gol que sirvió para ese rotundo 0-8. Asimismo, Cecilio fue otro de los representantes califas que se sumó a la lista de anotadores en dicho encuentro. La expedición española pondrá este domingo rumbo a Ámsterdam para unirse a las otras siete selecciones que mantienen intactas sus opciones por levantar el título. A los de Fede Vidal les tocará en el segundo turno del martes -20:00, Teledeporte- frente a Eslovaquia.

Etiquetas
stats