Cecilio: “Ojalá algún día yo pueda defender los colores del Córdoba”

Hablar del talento cordobés en la élite del fútbol sala nacional, es hablar de muchos jugadores que han dejado su sello en la LNFS. Una competición que, de unos años a esta parte, se ha nutrido de futbolistas de la provincia que han hecho del acento califa todo un referente a nivel nacional. Y, por supuesto, también es hablar de Cecilio Morales, quien fue el último protagonista del programa 'Tiempo muerto' de CORDÓPOLIS en Twitch. El montoreño hizo repaso de su trayectoria deportiva, que le ha llevado de jugar en maratones de distintos pueblos a enfundarse la elástica española en un Europeo. Un futbolista hecho a sí mismo y que valora sobremanera ese carácter callejero del fútbol sala, ya que “a todos los jugadores que conozco en la élite, me los he encontrado en maratones”, reconoce, al tiempo que lamenta que “se está perdiendo un poco y hay que recuperarlo”. Un jugador que, como muchos, comenzó practicando fútbol, disciplina en la que llegó a disputar un Campeonato de España con Andalucía, y fue entonces cuando “se interesó el Córdoba CF, que era el referente y fui en infantil”. Sin embargo, “no di la talla por mi físico y mi altura, pero tenía mucha ambición y volví al pueblo”, rememora, añadiendo que “por suerte, me fijé en el fútbol sala y he podido ser internacional con España”, por lo que “ahora mismo no me arrepiento”.

En este sentido, tras pasar por distintos equipos en Provincial, Tercera y Segunda B, fue en la UMA Antequera donde le llegó la oportunidad de debutar en Segunda, un plantel donde “pude compaginar los estudios en un equipo que estaba configurado para salvarse”, aunque finalmente consiguieron el “ascenso directo”. Y es que en la escuadra universitaria “éramos un grupo de amigos”, donde “el objetivo era el campeonato universitario y no pensábamos en llegar a eso, con la dificultad que supone para la UMA y su presupuesto económico. La sensación de subir un equipo a Primera es una sensación más satisfactoria que jugar una Copa de España o del Rey”. Su llegada a la élite fue sobresaliente, con un primer curso con la UMA donde se erigió como el referente ofensivo, y eso le abrió las puertas del Levante. “Mi carrera es especial porque todos los equipos en los que he estado han crecido junto a mí. En cada club que he estado me he sentido identificado con el club y esa ha sido la base para que el Inter se haya fijado en mí”, admite Cecilio, volviendo a recordar que ha pasado “por todas las categorías hasta llegar a Primera División. En siete años he pasado de Provincial a Primera División. Es difícil jugar en esas categorías porque hay jugadores muy buenos en Andalucía”. 

Así, hace dos temporadas le llegó su mayor reto deportivo hasta la fecha con su fichaje por Inter Movistar, el club más laureado del mundo de fútbol sala. “El primer motivo de dejar Levante por Inter fue la ambición deportiva porque Inter es el mejor club del mundo y luchabas por títulos. El Levante tenía que currar mucho más para llegar y era difícil estar ahí. El segundo motivo fue por la cercanía a casa. Valencia es una ciudad muy bonita en la que se vive muy bien, pero me pillaba mucho más lejos. Ahora en Madrid estoy más cerquita de casa y es mucho mejor”, explica. Además, su crecimiento le ha llevado también a estrenarse con la selección española. Como anécdota expone que llegó a ser internacional “por el Covid, no me voy a engañar”. Eso sí, “parece que lo hice muy bien y le gusté a Fede Vidal. Valoré muchísimo llegar a la previa del Mundial aunque me quedase fuera porque fue un paso más”. Y por si fuera poco, estar en el Europeo “no me lo esperaba y fue lo máximo”.

Finalmente, el jugador también tuvo palabras de reconocimiento para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, el club de su tierra y que ahora es referente en Primera. “Ojalá algún día yo pueda defender los colores del Córdoba, de mi tierra, que, al final, es lo más bonito, y ayudar a los jóvenes a llegar a la élite”, indica, recalcando que “tenemos que apoyar a estos jugadores y decirles que luchen por este deporte. Menos es más y un equipo en Primera División de Córdoba con dos jugadores cordobeses es un poco pobre”, ya que “estos jugadores pueden igualar a la calidad de fuera”. Así, “Córdoba debe pelear por mantener la categoría y todo lo que venga, bienvenido sea. Hay que cuidar a la ciudad y que se mantenga en Primera División. Que juegue una Copa, al final, se olvida. Es más importante que los jugadores vayan saliendo y defiendan el escudo de su tierra”, apostilla.

Etiquetas
stats