El filial devuelve la alegría

Lance de un partido del filial blanquiverde | TONI BLANCO

Al final, si luchas, te entregas, lo das todo y te dejas la vida sobre el césped, los resultados acaban llegando. Si lo buscas terminas encontrando la solución. Todo es cuestión de mantener el empeño en todo momento. El talento, de una forma u otra, acaba apareciendo. Y de eso anda sobrado Sebas Moyano. El cordobés sigue siendo uno de los jugadores con mayor progresión de la Segunda División B, y en el duelo frente a la UD Melilla ha vuelto a dar buena muestra de ello. A los doce minutos de juego, el extremo blanquiverde protagonizó una magnífica jugada que acabó con el primer tanto local. Tras recibir en banda derecha, Moyano recortó hacia dentro, driblando a dos defensas y metiéndose hasta el área, donde soltó un latigazo imparable para el meta visitante. Todo se ponía de cara. Sin embargo, en los mejores minutos de los de Jorge Romero, los problemas empezaron a surgir en forma de lesiones. Así, el técnico cordobesista se vio obligado a utilizar los dos primeros cambios antes del descanso por problemas físicos.

La efectividad local entraba en contraposición con la desesperación visitante, lo que hizo que el duelo fuese cada más brusco. Interrupciones constantes que no hacían más que frenar la fluidez de ambos, y que, pese a las lesiones mencionadas, acabó beneficiando al cuadro blanquiverde que se marchó a vestuarios con ventaja tanto en el luminoso como en el césped. Al filo del descanso, el melillense Álex Cruz vio la segunda amarillo, dejando a los suyos con uno menos y con 45 minutos por delante.

Los azulinos salieron en el segundo tiempo con las ideas claras de ir -al menos- a por el empate, y lo tuvieron cerca al poco de reanudarse el partido en una ocasión desde la frontal del mediocentro Juanma, pero cuyo disparo se fue desviado por muy poco. Sin embargo, el orgullo blanquiverde era más fuerte en el día de hoy, y en la siguiente jugada, Laro Setién habilitaba a Aguado, y su golpeo era desviado a saque de esquina. El peligro volvía a rondar la portería visitante. En este sentido, Andrés logró rematar un centro colgado por Setién al corazón del área, certificando el segundo gol para los suyos. Así, con todo de cara, el Córdoba B firmó un importante triunfo para ganar margen en la zona de abajo, aunque lo tuvo que hacer con diez hombres, ya que Arnau cayó como el tercer lesionado de la jornada. Aún así, tres puntos que se quedan en casa.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF B, 2: Marcos Lavín, Eric (Alberto García, 29´), Mena (Drommel, 35´), Arnau, Soler, Jordi Ortega, Sebas Moyano, Hornero, Laro Setién (Kevin, 76´), Aguado y Andrés.

UD MELILLA, 0: Dani Barrio, Romero, Jilmar, Álex Cruz, Odei, De la Rosa (Boateng, 47´), Pérez, Juanma (Rubén Martínez, 73´), Qasmi (Bilal, 73´), José Manuel y Nacho Aznar.

ÁRBITRO: Antonio Sánchez (Comité Extremeño). Fue expulsado el visitante Álex Cruz por doble amarilla.

GOLES: 1-0 (12´) Sebas Moyano. 2-0 (67´) Andrés.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimosexta jornada del campeonato de Liga en el Grupo IV de Segunda B, disputado en el Estadio El Arcángel.

Etiquetas
stats