La fiesta, para el que se la trabaja

Aythami y Alfaro sonríen en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Ahí sigue el Córdoba, que un buen día decidió que para salir del atolladero no había que usar una brújula ni esperar a ver la luz. El equipo se está construyendo su propio camino a machetazos. Juega como debe hacerlo y ha amasado en las últimas cuatro jornadas un pleno de doce puntos que ha puesto a hervir El Arcángel. El estadio registrará este sábado su quinto lleno consecutivo para arropar a un equipo que persigue la quinta victoria encadenada, algo que le permitiría batir un récord histórico que, sinceramente, importa ahora mismo bien poco entre los muros del estadio. Solo hay por delante un duro presente. Y no hay estadística que importe más que ver a cuatro adversarios por detrás en la clasificación. Están en ello.

“Todavía estamos en descenso”, advirtió esta semana el presidente, Jesús León, que entiende el clima de euforia en el entorno pero que ha resaltado que lo más difícil está por llegar. El discurso oficial del club lo mantuvo también Sandoval en la previa del partido ante el Oviedo, que llega metido en la pelea por los play offs de ascenso a Primera División pero con una trayectoria algo gris en sus desplazamientos más recientes. Mal hará el Córdoba en fiarse de nadie. Pruebas tiene, y más que de sobra, de lo que puede ocurrirle si subestima a cualquier rival desde el pedestal que le proporciona su mejor racha de la temporada.

Sandoval quiere cabezas alzadas y pies en el suelo. Sus futbolistas se sienten ahora importantes. Este viernes, en el entrenamiento a puerta cerrada en El Arcángel, fueron recibidos con el We are the champions sonando en la megafonía. Los aires de jolgorio continuarán en el día del partido con los prolegómenos -recibimiento, música de charanga, mosaico...- y una sensación electrizante en la grada. Pero la fiesta final será para quien se la trabaje. El Oviedo llega solapado, con Anquela tirando piropos. El Córdoba tendrá un test de alta exigencia porque ya todos le miran de otra manera. No es el grupo desalmado de antes. Ahora compite: sabe encajar y devolver los golpes. Y de qué modo.

El Córdoba, que lleva dos partidos con la portería a cero, hará reformas en la defensa por obligación. No puede salir Javi Galán, que se ha acoplado al lateral izquierdo, porque cumplirá un partido de sanción por su expulsión por doble amarilla en Tarragona. El club recurrió, pero Competición no tuvo en cuenta sus alegaciones. Podría pasar Fernández al ala izquierda, dado el buen rendimiento que ha tenido Loureiro durante la ausencia del capitán, aunque Sandoval ha citado a Noblejas. El que no aparece en la citación es Caro. En el centro, Aythami lleva los galones. Álex Quintanilla ha rendido a un tono notable. Y Jesús Valentín, ya recuperado de su lesiòn, está con sus opciones. Por lo demás, no se presumen demasiados retoques. Queda en el aire la situación de José Antonio Reyes, que en la primera parte ante el Nástic se tuvo que marchar por lesión. Antes ya había dado el pase del primer gol blanquiverde. También firmó asistencias que valieron goles y puntos en los dos partidos anteriores. El utrerano es una pieza referencial. Si no sale de titular, su puesto lo ocupará Alfaro. Pero pocos dudan de que al principio, en el descanso o al final, Reyes aparecerá ante el Oviedo.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Pawel Kieszek, Loureiro, Álex Quintanilla, Aythami, Noblejas, Edu Ramos, Aguza, Jovanovic, Reyes, Narváez y Sergi Guardiola.

OVIEDO: Herrero, Johannesson, Carlos Hernández, Forlín, Cristian Fernández, Mossa, Ramón Folch, Rocha, Saúl Berjón, Fabbrini y Toché.

ÁRBITRO: Gorostegi Fernández-Ortega (Comité Vasco).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (18:00).

Etiquetas
stats