El 'efecto Djukic': día 1 en un Córdoba varado

Djukic observa atentamente el juego desde el banquillo.
La plantilla blanquiverde vuelve esta tarde a los entrenamientos a puerta cerrada | El técnico serbio será presentado antes de tomar las riendas de un equipo sin patrón

Mañana empieza hoy. La plantilla del Córdoba conocerá a su nuevo jefe. Miroslav Djukic llega para enderezar el rumbo de un equipo varado, que se ha situado como colista en solitario de la Primera División después de un triste arranque: cuatro puntos sobre veinticuatro posibles. Cuatro empates y otras tantas derrotas. Ninguna victoria, lo que le convierte en poseedor de un pestilente récord. Es el único de la máxima categoría que todavía no sabe lo que es ganar. También ha superado sus peores plusmarcas para dibujar su inicio más ineficaz en Primera. Nunca había tardado tanto tiempo en lograr una victoria.

Y, para terminar, otro récord: ha sido el primero en el mapa del fútbol profesional español en despedir a su entrenador. Lo hizo sólo unas horas antes que el Levante, que puso las maletas en la puerta a José Luis Mendilíbar. Suena para marcharse al club azulgrana el granadino Lucas Alcaraz. Aquí todo se mueve muy rápido. Una vez finalizada la etapa de Albert Ferrer, el héroe del ascenso que se ha marchado sin ruido, el Córdoba inicia hoy una era distinta. El objetivo está claro: alcanzar una cifra en torno a los 40 puntos para sellar la permanencia en Primera. Podrían ser algunos más o algunos menos, pero por ahí se mueven los números. Tendrá que apretar el ritmo, pues rebasar la quinta parte de la competición sin triunfos ya es un lastre importante.

El club tenía prevista una sesión a las 10:30 de la mañana en la Ciudad Deportiva, pero después del despido de Albert Ferrer se alteró el programa. En principio se mantuvo la hora y se anunció que quien llevaría el control de la práctica sería Luis Miguel Carrión, que ha ejercido como ayudante de Ferrer (junto a Sánchez Jara) desde la llegada del catalán el banquillo del Córdoba. Carrión también fue segundo de Pablo Villa, actual miembro del staff de Unai Emery en el Sevilla, hasta que el Córdoba destituyó al de Alcorcón. Entra dentro de lo probable que el ex futbolista blanquiverde permanezca dentro del grupo del nuevo técnico, Djukic, aunque esta cuestión está aún por ver. En la noche de ayer, el Córdoba anunció que el entrenamiento pasaba a la tarde y se mantenía a puerta cerrada. Si Djukic llega a la Ciudad podría dirigir él mismo la sesión, aunque ese extremo aún no se ha confirmado. Sí se espera que el balcánico, que pasó por el Hércules, Valladolid y Valencia en Primera División, sea presentado oficialmente hoy.

Djukic se encuentra con un desafío imponente. El Córdoba ha utilizado a 26 futbolistas en las ocho jornadas ligueras. Sólo falta por debutar el mediocampista onubense José Carlos, en la fase final de la recuperación de una lesión. El meta Saizar y el punta Carlos Caballero todavía no han cumplido ningún minuto en Liga, aunque debutaron en un amistoso en Lucena. El serbio tendrá que buscar las piezas adecuadas para dar estilo a una formación despersonalizada, que precisa un patrón claro de juego y unos liderazgos eficientes y aceptados. Djukic, que fue quien dio la alternativa a Fede Cartabia en Valencia, puede tener en el argentino a uno de sus pilares. Desde hoy comenzará a preparar un partido decisivo. El próximo sábado comparece en El Arcángel (22:00 horas, Cuatro) una Real Sociedad en plena crisis, que este lunes perdió en Anoeta frente al Getafe por 1-2 y cuyo entrenador, Jagoba Arrasate, tiene su porvenir en el banquillo pendiente de un hilo. Los donostiarras tienen cinco puntos, sólo uno más que el Córdoba. Un duelo de desesperados.

Etiquetas
stats