El 'efecto Cruz', un plan para el Córdoba

Fran Cruz, en El Arcángel como rival | MADERO CUBERO

Su último partido defendiendo la camiseta del Córdoba fue una tarde de junio de 2014 en el Estadio Gran Canaria de Las Palmas. Sí, el 1-1 del ascenso a Primera División. Ni uno más desde aquel entonces. Su marcha -y la de su hermano Bernardo, que ha ascendido a Primera este curso con el Granada al lado de Fede Vico, otro canterano blanquiverde- causó conmoción entre la hinchada blanquiverde, que le tuvo como un ídolo desde que irrumpió en el primer equipo desde las categorías inferiores.

Fran Cruz cumplió el pasado fin de semana 28 años, acaba de ser padre de nuevo y está en el mercado. El Córdoba piensa en él como un jugador apetecible para el proyecto en Segunda B, que durante estos días están armando el director deportivo, Alfonso Serrano, y el secretario técnico, Jorge Rodríguez de Cózar. El defensa central cordobés fue incluido en la lista de bajas del Extremadura después de cerrar el campeonato con el club de Almendralejo, al que llegó en el mercado invernal procedente del Miedz Legnica polaco.

Fran Cruz (Córdoba, 1991) fue un jugador emblemático en la plantilla cordobesista que logró el ascenso a Primera en 2014. Llegó desde el filial progresando desde las bases del club y su estilo en el campo, además de su ferviente compromiso con el escudo, le dotaron de un aura especial. Tras el salto de categoría, el club decidió enviarle cedido al Alcorcón, del que saltó a la Llagostera, ambos en Segunda División. Después de un periplo en Rumanía con el Rapid de Bucarest -con el que logró un ascenso-, regresó a España para acumular experiencias -con descensos- en las filas del Mirandés y el Lorca.

El verano pasado fichó por el Miedz Legnica de la liga de Polonia, de donde salió en enero para enrolarse dentro de una brigada de fichajes en el Extremadura. Intervino en cuatro partidos con los azulgranas -uno de ellos ante el Córdoba (3-0)- y terminaba su contrato el 30 de junio. La entidad extremeña ya comunicó oficialmente la lista de bajas, en la que se encontraba. Ha disputado más de 130 partidos en la segunda categoría nacional.

Actualmente, el Córdoba cuenta con un único central con contrato en vigor, el vasco Álex Quintanilla, cuya continuidad no está clara. Terminaron su vínculo Luis Muñoz -regresó al Málaga, que lo habia cedido-, Miguel Flaño y Chus Herrero. Los dos últimos tenían una opción ejecutable en caso de permanencia, algo que no se produjo. Flaño no entra en los planes de futuro pese a que la filiación como leyenda osasunista compartida con el nuevo técnico, Enrique Martín, pudo haberle dado una opcion. Chus Herrero vivió su mejor época en los últimos tiempos a las órdenes de Martín en el Albacete en la temporada 17-18, siendo un fijo en la defensa. Técnicamente, la zona está absolutamente vacía y a la espera de que se cierren operaciones. Una de ellas puede llevar el nombre de Fran Cruz.

Etiquetas
stats