Duro revés para el Pozoalbense en Villarreal

.

Lo tuvo en la mano y la recompensa se le escapó entre los dedos en los minutos finales. Pudo ser un triunfo, e incluso un empate, lo que hubiera sido de auténtico mérito dada la talla del adversario. Sin embargo, finalmente el botín se quedó vacío. Así es, pues el CD Pozoalbense Femenino ha caído de la forma más dura posible en la cancha del Villarreal, un rival de rango en el Grupo Sur de la Reto Iberdrola y que está luchando por apurar sus opciones de reengancharse al tren de la zona alta de la clasificación. El conjunto de Los Pedroches fue de más a menos en el partido, aunque finalmente no pudo dar ese nuevo paso de gran importancia en su consecución de la permanencia, y en cuyo horizonte pretende vislumbrar el ambicioso objetivo -dada su condición de debutante- de finalizar lo más asentado posible en la parte media de la tabla. Pero habrá que esperar a la próxima jornada.

En efecto, el choque se puso muy pronto de cara para las cordobesas, que se adelantaron en el minuto 3 de la mano de Karla. Un tanto que pilló por sorpresa a un Villarreal que se presumía como el gran favorito de la contienda, y que además contaba con el factor de la grada a su favor. Además, el ritmo era frenético de inicio, pues ambos conjuntos buscaban portería en cada oportunidad de la que disponían. Así, el electrónico podría haber reflejado un resultado mucho más abultado, tanto para uno como para otro bando, aunque finalmente se llegaría al descanso con la mínima ventaja para las visitantes.

Sería tras el paso por vestuarios cuando apareciese el acierto amarillo. El Villarreal asumió durante dicho tramo su papel de auténtico protagonista, y a la hora de juego logró igualar el resultado. Aixa Salvador, desde el punto de penalti, hizo el empate para las suyas, lo que dejaba unos últimos compases de pura emoción. El Pozoalbense se defendía con uñas y dientes, ahora sí teniendo que soportar la insistencia ofensiva de las locales. Un punto era muy valioso para sus aspiraciones y de ello eran plenamente conscientes las visitantes. Sin embargo, la constancia acabaría dando sus frutos para el Villarreal, aunque de una forma muy dolorosa para el cuadro cordobés. Sheila Guijarro avisó primero con un cabezazo que se marchó por poco. Pero la verticalidad estaba ahí para el conjunto amarillo que, pese a que incluso vio como era expulsada una de sus integrantes, logró voltear el electrónico en el tiempo extra de la mano de la mencionada Guijarro (2-1).

Etiquetas
stats