Las disculpas de CR7, el perdón de Edimar y el acta

Cristiano sale expulsado de El Arcángel | MADERO CUBERO
Cristiano sufrió un episodio de locura transitoria por frustración que terminó con su expulsión | El árbitro no consideró agresión su acción con Edimar, que le perdonó | ¿Qué dirá Competición?

Fue la imagen del partido. Doble. Primero, Cristiano Ronaldo dándole una paliza a Edimar junto a la portería del Córdoba. Preso de la frustración, el portugués lanzó un manotazo en la cara y una patada en la pierna al lateral brasileño del Córdoba, que se retorció en el suelo mientras Juan Carlos y Crespo trataban de frenar a un Balón de Oro enloquecido. Hernández Hernández corrió para mostrarle la tarjeta roja y CR7, en el camino hacia los vestuarios, protagonizó el segundo capítulo de su bochornoso show: se desempolvó el escudo de campeón del mundo que luce su blanca camiseta mirando con desafiante chulería a los aficionados de Tribuna, que le increpaban mientras le tomaban fotos con sus dispositivos móviles.

La salida del icono del madridismo resultó dantesca, un retrato de la impotencia de un equipo que nunca fue capaz de estar a la altura. A Carlo Ancelotti se le torció el gesto aún más de lo que ya lo tenía. El comportamiento de su futbolista fundamental podía acarrearle un castigo importante del Comité de Competición. ¿Qué sucederá? Tras la locura transitoria de Cristiano se han producido movimientos que, sin duda, paliarán los efectos del despropósito del astro portugués.

El árbitro, Alejandro Hernández, no consignó en el acta del partido que hubiese agresión de Cristiano a Edimar. Señaló que la expulsión con roja directa estuvo motivada por "dar una patada a un adversario sin estar el balón a distancia de ser jugado". De la bofetada no dice absolutamente nada. De momento, la roja directa impide a Cristiano participar en el partido que el próximo sábado disputará el Madrid frente a la Real Sociedad. Si la sanción fuera superior a los dos partidos, el portugués podría perderse el derbi frente al Atlético ya que antes de este partido se tendrá que jugar el Real Madrid-Sevilla que en su día se aplazó por el Mundial de Clubes.

"Pido disculpas a todos y especialmente a Edimar por mi acto irreflexivo en el partido de hoy", expresó Cristiano a través de su cuenta personal de Twitter ya camino del AVE que devolvió a la expedición blanca a Madrid. El arrepentimiento del luso se complementó con la palabras que Edimar dedicó a la polémica acción en unas declaraciones a Marca. "Conmigo no hay ningún problema, le perdono. No tengo nada en contra de Cristiano, al que considero el mejor del mundo", expresó el brasileño, quien resaltó que Cristiano "es un grande y estas cosas le pueden pasar a cualquiera. Lo tomo como un momento de frustración, de tener la cabeza caliente, nada más. Las cosas no les estaban saliendo bien y había un poco de nervios", expresó el lateral zurdo del Córdoba. Esta semana habrá expectación ante la reunión del Comité de Competición. La primera visita a El Arcángel de Cristiano Ronaldo dejó una feísima imagen pública del genial futbolista.

Etiquetas
stats