Entre la dignidad y la envidia

Jaime Romero y el exblanquiverde Luso en el partido de la primera vuelta  en El Arcángel (1-1) | ÁLEX GALLEGOS

Qué más quisiera el Córdoba que estar donde ahora está el Rayo Majadahonda, que se juega el pellejo en su campo del Cerro del Espino a falta de tres jornadas para el final y metido en un lío inesperado: hace mes y medio estaba fuera de peligro, pero una racha horrorosa -un punto de 18 posibles en los últimos seis partidos- le ha metido de cabeza en la zona de descenso. Esa de la que no pueden salir ni el Reus -al que expulsaron por no pagar- ni el Nástic ni el Córdoba, ya condenados a peregrinar el próximo curso por este campeonato situado en el extrarradio del fútbol profesional. Ya le gustaría al Córdoba tener un problema como el que tiene el Rayo Majadajonda de Iriondo, al que en verano todo el mundo miraba con conmiseración por su humildad extrema y su presumible candidatura a abandonar pronto un escenario fuera de sus posibilidades. Pero esto es fútbol y Segunda División, un torneo que no tiene piedad con nadie. Y menos con quienes se comportan como el Córdoba, que no ha sido capaz de abandonar los puestos de cola desde la jornada segunda, en agosto del año pasado. Rafa Navarro lo dijo en su última comparecencia ante los periodistas, cuando le preguntaron si el club majariego podía ser un espejo. "Como el Numancia o el Alcorcón", dijo con rotundidad, explicando que son "equipos que sacan adelante sus proyectos con pocos medios". El Córdoba solo cumple uno de los requisitos. Y así le ha ido.

Al final, después de mucha especulación a propósito de la entrada de jugadores del filial de Tercera en la convocatoria, no se produjo ningún movimiento más alla de la permanencia de Chuma. El delantero sevillano ya tuvo minutos en Las Palmas y en el aciago último partido en casa ante el Nástic, por lo que se podía prever que saliera de titular en el Cerro del Espino en lugar de un Andrés Martín que está en el escaparate y al que se podría reservar con vistas a su próxima -y más que necesaria- venta. ¿Será así? "A mí el club no me ha dicho nada sobre que Andrés no juegue", dijo Navarro, que recalcó que el punta de Aguadulce es un jugador válido "para estar en el campo". Ya se verá lo que sucede en Madrid, donde habrá gente espiando sus movimientos. El Córdoba necesita hacer caja y querrá enseñar el producto.

La baja de Carbonell, que cumplirá un partido de sanción por tarjetas, la ocupó un Jaime Romero que tiene contrato en vigor para el próximo curso con el Córdoba, aunque con cantidades inasumibles si se tiene en cuenta que la caída de ingresos por el descenso de categoría será brutal. Por lo demás, van los mismos. El lateral Fernández, el extremo De las Cuevas y el propio Andrés Martín, renqueantes durante los últimos días por diversas dolencias, van en la expedición. Quienes se quedan fuera son los ya definitivamente repudiados Manzambi, Quezada y Blati Touré, además de un Carrillo que lleva meses desaparecido de las listas sin que haya demasiadas explicaciones más allá de la certeza de que no seguirá después del descenso. Quintanilla, que no contaba para Navarro en las últimas semanas, se cayó por lesión. El técnico cordobés podría casi repetir, con la única modificación de la baja de Carbonell, el equipo que derrotó la pasada semana al Nástic en El Arcángel por 4-3. Ahora irá a por su segunda victoria lejos de casa y el desafío de no dejar impresos en la historia del club los peores números jamás registrados.

Los madrileños ya no dependen matemáticamente de sí mismos para seguir una campaña más en Segunda, pero sumar los nueve puntos podría ser de mucha ayuda. Tres ya los tienen, los que conseguirán la última jornada por enfrentarse al Reus. El resto, en este duelo ante el Córdoba y el próximo contra el Oviedo, deberán lograrlos sobre el césped.

Un triunfo les permitiría además recuperar la confianza pues no ganan desde el pasado 6 de abril cuando lo hicieron en Riazor ante el Deportivo de La Coruña. A partir de ahí solo atesoran un punto de los últimos dieciocho, el logrado en casa frente al Cádiz. En sus filas hay viejos conocidos: están Verza, Luso -que llegó a ser capitán en Primera con el Córdoba- y Asen, antiguo ídolo blanquiverde en la etapa del último ascenso desde Segunda B en 2007 que ahora forma parte del cuadro técnico majariego.

ALINEACIONES PROBABLES

RAYO MAJADAHONDA: Basilio; Morillas, Luso, Verdés; Óscar, Verza, Fede Varela, Carcelén, Benito; Héctor Hernández y Manu Del Moral.

CÓRDOBA: Marcos Lavín; Loureiro, Chus Herrero, Luis Muñoz, Menéndez, Vallejo, Javi Lara, De las Cuevas, Alfaro, Andrés y Chuma.

ÁRBITRO: David Pérez Pallas (Comité Gallego)

CAMPO Y HORA: Cerro del Espino, 16:00.

Etiquetas
stats