Desacuerdo en silencio del Córdoba con la RFEF

González Calvo y Al-Zain, antes del último partido del Córdoba en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Aunque la situación no varía el escenario es muy distinto. La competición en Segunda B, al igual que el resto de todas las disciplinas, continúa en suspenso. Ocurre desde el comienzo de marzo tras la disputa de la vigésimo octava jornada el 8 de dicho mes. Un total de cinco fechas del campeonato es el que queda atrás y cuando hubieran de restar sólo otras cinco todavía no se sabe siquiera cuál va a ser el futuro inmediato. El Covid-19 y la emergencia sanitaria que genera causan una realidad compleja, que lo es más después de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) informara de su último planteamiento. La propuesta es dar por finalizada la temporada en el fútbol no profesional, con la celebración únicamente de un play off de vía rápida y la falta de descensos. Tal idea provoca que el panorama estos días sea diferente, ya que lleva a un conflicto de intereses que afecta muy directamente al Córdoba. El club tiene claro que no está dispuesto a aceptar sin más la iniciativa, si bien prefiere guardar silencio.

Fue la mañana del miércoles cuando el club comunicó que no habrá respuesta oficial y pública por su parte hasta que la RFEF no haya tomado una decisión en firme. Esto no sucederá, como mínimo, hasta la próxima semana. Lo cierto es que en la entidad no se ve con buenos ojos la opción indicada por el organismo presidido por Luis Rubiales. Resulta lógico pues el conjunto blanquiverde es quinto y cuenta con posibilidades de acceder al play off, sobre todo porque son diez las jornadas que faltan por jugarse. Por si fuera poco, se considera injusto que haya capacidad de luchar por objetivos entre los cuatro primeros de cada grupo de Segunda B y sin embargo no existan descensos. Dicha circunstancia es entendida como un agravio al concluir del mismo modo en su caso que los equipos que ocupan las últimas posiciones.

Pero esta postura no es exclusiva del Córdoba, claro está. Básicamente porque esa sensación de injusticia la tienen los clubes que aún gozan de la oportunidad de acudir al play off. Así, son muchas las sugerencias hechas desde que el martes la RFEF hizo anuncio de sus intenciones para con el final de la campaña en el fútbol no profesional, que afectarían también, por supuesto, a Tercera. De entrada, la Cadena Cope informó de que 33 entidades habían mostrado su disconformidad de manera conjunta. En ese grupo se hallaban hasta diez conjuntos del IV en que milita el blanquiverde. Apenas habían transcurrido unas horas tras el comunicado del organismo deportivo y ya había voces discordantes, que fueron más a partir del miércoles. Entre las ideas propuestas a las federaciones territoriales la más directa fue la de los equipos catalanes. La suya indicaba que lo propio sería una fase con los ocho primeros de cada campeonato.

Si bien la RFEF no expuso de manera diáfana cuántas escuadras participarían en esa hipotética promoción de ascenso, que se desarrollaría a partido único y en régimen de concentración en un mismo lugar, el planteamiento era mantener el sistema habitual. Es decir, que los campeones se enfrenten entre sí y los dos vencedores asciendan a Segunda A y que el resto de equipos continúen por la ruta larga -varias eliminatorias-. La duda la resolvió en cierto modo el presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), Pablo Lozano, en declaraciones a Cordobadeporte.com. “El que quiera considerar que express son ocho equipos se ve que no capta el mensaje”, señaló en relación a la polémica surgida en el digital deportivo. Por tanto, queda claro que la idea no es otra que dar la posibilidad de disputar el salto de categoría a los conjuntos que actualmente ocupan las cuatro primeras plazas de cada grupo.

Es ante esa propuesta ante la que existe negativa del Córdoba, por mucho que por el momento no haya declaración oficial. Tanto es así que incluso algún dirigente de otro club afirmó tener conocimiento de la postura blanquiverde. Fue el presidente del San Fernando, Manuel Gómez, quien aseguró que el cuadro califal está en disposición de plantear batalla si la RFEF opta por la solución que anticipó. Lo hizo en una entrevista a Radio La Isla de su localidad y de la que se hizo eco la cuenta informativa de Twitter Canal Blanquiverde (@canblanquiverde). El dirigente de la entidad gaditana aseguró haber mantenido una conversación al respecto con Adrián Fernández, consejero del conjunto blanquiverde, y que en ella le fue transmitida la idea compartida de rechazar la propuesta del ente federativo. “Si hay liguilla no será sin el San Fernando o al menos sin pelearla”, señaló de forma tajante. Así, comienza otro período nuevo, y muy probablemente convulso, dentro de la emergencia sanitaria por Covid-19 en el plano del fútbol no profesional.

Etiquetas
stats