La corona ya es granate

.

Si la pasada jornada la celebración era en forma de clasificación matemática para la fase de ascenso a División de Honor Plata, ahora la alegría llega como título liguero. El Cajasur CBM se trajo la victoria de su visita a la pista del BM Bolaños por 23-26 y certificó el segundo de los objetivos consiguiendo el campeonato del Grupo F de Primera Nacional. Un punto bastaba para hacerlo, pero los de Escribano sumaron los dos para ser campeones a falta de tres jornadas para el final de la liga regular. Lo hicieron en una pista nada fácil, con un equipo local que opuso resistencia durante todo el partido y mantuvo el marcador igualado hasta el descanso (15-15). Ahora, todo se centra en la fase de promoción, que se disputará entre los días 18 y 20 del próximo mes de mayo y en la que los cajistas se medirán a un primero de grupo y a dos segundos.

Se esperaba un duelo rocoso en el Macarena Aguilar de Bolaños. El partido respondió a las expectativas, puesto que desde el principio se vio a un Bolaños muy combativo y con ganas de darle una alegría a su afición, motivado también por medirse al líder. Sin embargo, pese a la igualdad, el CBM era el encargado de llevar la manija en los primeros compases. Con tres goles de desventaja (5-8) en el minuto quince, el técnico local solicitó tiempo muerto y el Bolaños reaccionó para nivelar la contienda y jugar sus mejores momentos del partido. La defensa granate comenzó a ser más permisiva y el Bolaños aprovechó para ponerse incluso por delante con rápidas transiciones. Una leve reacción granate dejó el electrónico igualado al descanso (15-15).

La segunda mitad arrancó con una tónica similar, aunque pronto el Cajasur comenzó a subir el nivel para evitar que Bolaños se creciera y pudiera inquietar su victoria. Los granates afinaron su prestación ofensiva y variaron su sistema defensivo para plantar un 6-0 que dio mejor resultado. Pronto los de Escribano tomaron su clásica renta de tres goles que iban a saber administrar perfectamente hasta el final del duelo.

Los cajistas llevaron hasta su extremo el control del juego y el marcador, encarando los últimos diez minutos con la tranquilidad necesaria para no ver amenazada su victoria, certificada con tres goles de ventaja. Dos puntos que dieron paso a la celebración de un título liguero más que merecido. 

Por su parte, el Balonmano Aguilar Aceitunas Torrent cayó por la mínima en la cancha del BM Montequinto Ciudad de Dos Hermanas (28-27), segundo clasificado, por lo que no pudo afianzarse un poco más en la zona media de la tabla y coger impulso para certificar su séptimo lugar, mientras que el Maleta y Avión La Salle sumó una nueva victoria importante como local ante el Viñaoliva BM Villafranca Extremadura (25-23), que le permite seguir soñando con la permanencia a falta de tres partidos por jugarse.

Etiquetas
stats