El Córdoba, los refuerzos y la 'conexión Heliópolis'

Emilio Vega, director deportivo del Córdoba | MADERO CUBERO
La llegada del central Héctor Rodas abre una puerta con el Betis, que tiene jugadores con la etiqueta de cedibles | Carlos García, Sergio Rodríguez y Varela, opciones

Llegó uno, pero pueden ser más. El valenciano Héctor Rodas salió del Betis para recalar en el Córdoba. El defensa central, de 27 años, no logró el mínimo de partidos -jugó cinco, precisaba diez- para renovar automáticamente con el club verdiblanco, al que llegó en el mercado invernal desde el Levante. En El Arcángel buscaban un central experto y con personalidad y lo han encontrado en la entidad bética, una casa que conocen bien tanto el director deportivo, Emilio Vega, como el secretario técnico, Keke Durán. Ambos trabajaron allí y vuelven a unirse, ahora bajo la bandera cordobesista, con el plan de formar un bloque para ascender. Eso es precisamente lo que hizo hace unas semanas el Betis, que anda enfrascado en la composición de su plantel para agarrarse a la elite y se encuentra con un paquete de futbolistas que, por distintas razones, no entran en las cuentas de Pepe Mel. Hasta 14 jugadores se colocan en la rampa de salida. Y ahí está -entre otros, obviamente- como pretendiente el Córdoba, que está en disposición de pescar en el mercado de Heliópolis.

Han sonado los nombres del chileno Lolo Reyes y Chuli, dos futbolistas que no seguirán en el Betis el curso que viene. El mediocentro sudamericano tiene ofertas de México y parece que la intención prioritaria en Sevilla no es cederle, sino venderle. Keke Durán fue quien avaló su fichaje, tras descubrirle en las filas del Huachipato. En la pasada temporada jugó 32 partidos con el equipo verdiblanco, contribuyendo al ascenso. El onubense Chuli también es una pieza codiciada en Segunda, categoría en la que le siguen varios equipos además del Córdoba. El que más interesado está es el Leganés, en el que se destapó el pasado curso con 11 goles en 21 partidos. Su pase definitivo cuesta 500.000 euros y los pepineros están dispuestos a liarse la manta a la cabeza para convertir al punta en el eje de su proyecto. Otro futbolista que no cuenta para el próximo ejercicio es el ex blanquiverde Enzo Renella, que ya fue cedido en su primer año en el Betis al Lugo. En cualquier caso, su opción de retornar a El Arcángel, donde jugó la temporada 12-13, es remota.

Más cerca pueden estar varios talentos canteranos que necesitan foguearse antes de afrontar las exigencias de Primera. Ahí la cartera del Betis es amplia. Entre los futbolistas que pueden salir a préstamo están los miembros de una generación de jóvenes a los que les tocó vivir los tiempos duros de un descenso a Segunda y la reestructuración en todos los órdenes que vivió el Betis en el último trienio. Ahí están un grupo de internacionales en categorías inferiores como el mediocentro Carlos García, el extremo zurdo Álvaro Vadillo, los centrocampistas Nono -vuelve del Sandhausen de la Segunda de Alemania- y Sergio Rodríguez -jugó cedido en el Nástic de Tarragona-, o los laterales izquierdos Jorge Casado y Álex Martínez. Más lejanos del Córdoba pueden estar jugadores de buen rango como Javier Matilla, Dani Pacheco o el pontanés Álvaro Cejudo, con contratos -y muy altos- en vigor, o el portugués Salvador Agra, que retorna después de su tercera cesión (Siena, Braga y Académica de Coimbra).

Etiquetas
stats