El Córdoba, entre la coartada y la exigencia

Albert Ferrer, pensativo en el estadio de Mestalla | ÁLVARO CARMONA
El arranque liguero, ante equipos de la zona europea, deja a los blanquiverdes como colistas en solitario | "Necesitamos ya una victoria", admite Ferrer

Lo de Valencia ha cerrado un ciclo. Cinco partidos, ninguna victoria, dos puntos sumados y colista en solitario de la Primera División. Bien. Suena feo, pero es lo que hay. El asunto está en encontrar el modo de remontar la situación para no correr el riesgo de que el ambiente se torne irrespirable. "Tienen que creérselo", volvió a insistir Albert Ferrer en el vestuario de Mestalla, poco después de que le Valencia se aupara al liderato de la Liga destrozando a los blanquiverdes (3-0). Normalmente, uno cree en lo que ve. Y lo que se ha visto hasta ahora es que el Córdoba, un recién llegado que se ha reestructurado por completo, anda a una distancia sideral de formaciones como el Real Madrid, Sevilla y Valencia y que puede hincar el diente a otros como el Celta -que va como un tiro- o el Almería, ante los que arrancó los dos puntos que luce en la tabla.

Lo mejor del pleito ante el Valencia para el Córdoba es que la Liga no concede tregua y apenas hay tiempo para remover un partido pésimo. El domingo (El Arcángel, 21:00 horas) llega el Espanyol. Decir que la victoria es imprescindible quizá sea decir demasiado, aunque desde el vestuario cordobesista se empiezan a escuchar mensajes impregnados de urgencia. "Es un partido muy importante para nosotros porque son tres puntos que hay que conseguir ya", apuntó Abel Gómez a la salida del estadio valencianista. El término "competir" vuelve a centellear, como un neón recién enchufado, por encima de un plantel cuyo ánimo ha recibido un buen golpe. "Al final van a estar los que quieran competir, los que quieran trabajar, los que no tengan miedo a jugar", ha dicho Ferrer, quien hizo autocrítica después del episodio de Valencia, un difícil trago para el responsable del único equipo de los 20 de Primera División que aún no ha festejado un triunfo.

Más allá de consideraciones sobre la actitud, la fe y la confianza, el Córdoba ha evidenciado unos vaivenes llamativos en lo futbolístico. Ferrer ha realizado cambios en todas las jornadas, muchos de ellos por razones técnicas y con cambios de posiciones que han multiplicado la posibilidad de error en una formación que cuenta con una mayoría de piezas nuevas. Las modificaciones en la línea defensiva han sido constantes. Solo el meta Juan Carlos y el central Íñigo López han permanecido intocables. El Valencia debutó como titular, tras entrar por primera vez en una convocatoria, el gallego Iago Bouzón. Pantic, que tuvo una actuación desafortunada ante el Sevilla, se quedó fuera del once. Antes lo había hecho Pinillos, que pasó una mala tarde contra el Celta. Ya no está ni en la convocatoria. En el lateral izquierdo parece haberse afianzado Crespo, mientras que en la derecha Gunino está sufriendo en su ingreso en Primera. El experimento de Campabadal se abortó porque el catalán se lesionó el mismo día de su debut.

En la zona de creación, parece claro que Fede Cartabia es una presencia imprescindible. El Córdoba lleva tres goles: el argentino ha marcado dos y ha dado el pase del tercero. Su falta se notó en Valencia. De los últimos en llegar, Borja García y Fede Vico parecen contar con el beneplácito de Ferrer. Se supone que son dos futbolistas jóvenes y con hambre. Y lo de la punta está tomando tintes de vodevil. Xisco, oficialmente lesionado, ve los partidos desde su casa. Y en Mestalla salió de inicio el argelino Nabil Ghilas en lugar del japonés Havenaar. Habrá que ver si el cambio es permanente. Ante el Espanyol habrá, otra vez, modificaciones en el once. Los blanquiazules doblegaron al Getafe y con esos tres puntos se han colocado en el undécimo puesto, por lo que llegarán a El Arcángel con menos presión que un Córdoba que tiene una buena coartada para explicar su pobre cosecha de puntos (cuatro de sus cinco adversarios están entre los seis primeros, en zona europea), pero que empieza a acusar la necesidad de un triunfo. Tras el choque ante el Espanyol, el Córdoba visitará al Getafe y luego regresará a casa para medirse con Málaga y Real Sociedad. Nueve de los doce puntos en juego en las cuatro próximas jornadas se pelearán en El Arcángel. Poco más hay que decir.

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2014 - 11:33 h
stats