Crónica

Desolación en Sevilla

Piovaccari, tendido en el césped tras un choque.

0

Remar para morir en la orilla. La temporada tan atípica que están viviendo las categorías más modestas del fútbol español sigue pasando factura a unos clubes que llegan a la parte final de la primera fase con demasiadas urgencias. Salvo algunos equipos que han conseguido mantener una regularidad en los resultados, las entidades están pasando por un amargo trago y aún quedan meses de competición por disputarse. Por ello, tanto Sevilla Atlético como Córdoba llegaban al Estadio Jesús Navas con la necesidad imperiosa de conseguir los tres puntos. Y es que ambos planteles no están situados en la posición que deberían en la tabla clasificatoria. De hecho, el Córdoba aterrizaba en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros con la obligación de vencer y convencer si quería meterse en los puestos de play off. En consecuencia y después de encadenar cuatro partidos sin conocer el triunfo, el técnico Pablo Alfaro confeccionó un once con muchas sorpresas. El maño alineó como titular a Alberto Ródenas, incorporación en el mercado de invierno y hasta ahora inédito sobre el verde. Aun así, este nuevo plan salió a la perfección en gran parte del encuentro, pero la expulsión de Alberto del Moral en el minuto 70 decantó un partido que se decidió gracias al gol de Iván Romero.

Los blanquiverdes salieron al césped hispalense con una idea muy clara. Ante la importancia de este partido, el Córdoba arrancó con un cambio de esquema claro, ya que el 4-2-3-1 dejó paso al 4-1-4-1 a la hora de defender y al 4-4-2 para la zona ofensiva. Asimismo, Alfaro decidió dejar en el banquillo a Willy en detrimento de un Piovaccari que pasó a tener un compañero en ataque como es Alberto Ródenas. Aun así, esta permuta en la táctica no pareció alentar durante los primeros minutos a unos califas que vieron cómo Isaac Romero remató sin oposición aparente, aunque, por suerte, desviado de la meta defendida por Becerra. Sin embargo y al filo del primer cuarto de hora, los visitantes poco a poco fueron sintiéndose cómodos en el encuentro, llegando a inquietar la meta local por medio de un disparo de Alberto Ródenas, pero Alfonso Pastor blocó abajo sin ningún tipo de problemas.

A pesar de que el Córdoba encontró su comodidad gracias al dominio del balón, el filial hispalense estaba generando peligro ante las indecisiones defensivas de los visitantes. Tanto fue así que Luismi Cruz, tras driblar con facilidad a Mario Ortiz, filtró un pase al segundo palo que a punto estuvo de llegar Isaac Romero. De hecho, el Sevilla Atlético pronto conoció el punto más débil de la zaga visitante y por ahí consiguieron focalizar gran parte de su ataque. Y es que Farrando sufrió en exceso debido a la rapidez de Juanlu, Luismi Cruz y Pablo Pérez, dejando un hueco sensible que a punto estuvieron de aprovechar los hispalenses por medio de Iván, pero su disparo nuevamente se marchó desviado. Mientras tanto, los blanquiverdes intentaban zafarse de la presión en tres cuartos de los sevillistas, aunque no llegaban con excesivo peligro al área contraria.

Tras unos minutos de indecisión donde parecía que el Sevilla Atlético daba un paso adelante en el encuentro, el Córdoba encontró una oportunidad clarísima para inaugurar el electrónico. Piovaccari se fue por velocidad de Kibamba y su tiro, cuando ya se cantaba el gol visitante en el Estadio Jesús Navas, fue repelido por un Alfonso Pastor que realizó una magnífica intervención para salvar el primer tanto. Asimismo y justo en la jugada posterior, el ariete italiano lo volvió a intentar, pero se encontró con la cabeza de un José Ángel que acabó conmocionado sobre el verde hispalense. Después de que el canterano sevillista fuese sustituido por Carlos Álvarez, los chicos dirigidos por Pablo Alfaro lo siguieron intentando, pero no consiguieron crear excesivo peligro a un arquero cordobés que tuvo que ser atendido por molestias en el gemelo justo antes de que el colegiado Ruiz Aguilera decretara el final del primer periodo en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros.

El inicio de la segunda mitad no alteró la tónica desplegada durante los primeros 45 minutos. El Sevilla Atlético comenzó teniendo el balón, desactivando el centro del campo blanquiverde e incluso gozando de llegadas que no terminaron de inquietar la portería defendida por Becerra. Sin embargo, los visitantes tenían la chispa que no encontraron durante la semana pasada en el encuentro ante el Recreativo Granada. Nahuel le estaba dando frescura a la banda izquierda, mientras que Alberto Ródenas estaba siendo capaz de bajar los balones y lograba unir al mediocampo con Piovaccari. Gracias a estas buenas sensaciones, los califas conseguían llegar con trabajo al arco local y el ariete italiano lo intentó nuevamente con un disparo cruzado que se marchó finalmente desviado de la meta defendida por Alfonso Pastor. Por su parte, el filial hispalense intentaba combinar con una continuidad que no terminaba de llegar gracias a la solidez defensiva visitante.

Conforme los minutos pasaban, la defensa blanquiverde seguía imponiéndose al ataque local, mientras que la zona ofensiva visitante estaba encontrándose cada vez más a gusto sobre el césped del Estadio Jesús Navas. Tanto fue así que Nahuel dejó para un Piovaccari que probó fortuna desde fuera del área, pero Alfonso Pastor nuevamente atajó sin problemas. El vendaval califa seguía su curso y en un córner botado por Moutinho, Djetei cabeceó sin oposición aparente, aunque ligeramente desviado. Cuando mejor estaba el conjunto visitante, llegó la acción que determinó el futuro del encuentro. Alberto del Moral vio la segunda tarjeta amarilla tras una dudosa falta sobre Carlos Álvarez. Una expulsión que dejó con un jugador menos a los blanquiverdes durante los últimos veinte minutos del encuentro. Esta superioridad quiso aprovecharla desde el primer instante un filial hispalense que a punto estuvo de hacer el primero en el luminoso, pero Adri Peral no acertó a cabecear.

Tras la última acción del canterano blanquiverde, el Sevilla Atlético comenzó con su particular monólogo en busca de tres puntos importantísimos en su devenir dentro de la Segunda División B. Sin embargo, el Córdoba estaba preparado para aprovechar un error defensivo de los locales y estuvo a punto de conseguirlo merced a una transición rápida protagonizada por Sidibé, pero Simo finalmente venció en velocidad a Nahuel y despejó el balón. Aun así, el filial hispalense seguía insistiendo hasta que llegó la acción que cerró el encuentro. Iván remató un córner botado por Juanlu y subió el primer tanto al marcador del Estadio Jesús Navas. Un tanto que terminó de hundir a un plantel visitante que quiso igualar la contienda en los últimos instantes, pero el desgaste físico, la inferioridad numérica y un último palo de Willy en el descuento no se lo permitieron. Una derrota que deja al borde del abismo a un Córdoba que tendrá que hacer muy buenos números en las últimas cuatro jornadas si quieren pelear por ascender a Segunda División.

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2021 - 13:33 h
stats