Coraje sin premio para empezar

Koseky se duele en la pista tras un golpe | ÁLEX GALLEGOS

No siempre la heroica va a salir de cara. El mejor fútbol sala a nivel nacional regresaba un curso más a Vista Alegre con un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que llegaba tras su triunfo en la Copa de Andalucía, aunque con menor tono competitivo debido a no haber podido disputar la primera jornada. Y el que sí lo tenía era su adversario, un Pescados Rubén Burela que había dado la sorpresa en el choque inaugural, y que demostró un ritmo mayor que el de los cordobeses. No obstante, los de Josan, después de ir cayendo hasta por tres tantos, acariciaron el empate en un final frenético, y en el que las intervenciones del meta visitante y alguna decisión polémica jugaron como cartas protagonistas (5-6).

Se iniciaba la contienda con la emoción que merecía, aunque con el ambiente -por las circunstancias que son- más frío que el que se había vivido hace no mucho entre esas mismas paredes. Eso sí, fueron los que pudieron ser, aunque fieles tanto o más como los de siempre. Y de ese picor que recorría el cuerpo de los blanquiverdes, que encaraban ahora sí la primera cita oficial liguera de la temporada, brotó un inició firme y dirigido a la meta defendida por Kaluza. En concreto, fue, como no, Saura, el principal efectivo en ataque de los cordobeses en la pretemporada, el que firmó el primer acercamiento del choque para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, la réplica no fue menos peligrosa, pues el Burela contraatacó también con ímpetu, y con la motivación generada a raíz del triunfo en la primera jornada nada menos que ante Cartagena, aunque su oportunidad se topó con el poste de la portería local. Declaración de intenciones clara por parte de ambos. Aquello iba a gozar de mucha emoción.

Fue el plantel de Josan el que mejor gestionó la salida y el control de balón durante los primeros compases, lo cual le permitía acercarse al área rival con mayor asiduidad y atrevimiento. Jesulito pudo abrir la lata para los suyos con un potente disparo, aunque sería cercano el diez de juego cuando el marcador se inaugurase por vez primera. En efecto, fue de un saque de esquina desde el que brotó el primer tanto cordobesista. Un balón botado al segundo palo que impacta Saura con todo. Eso sí, el balón lo rechaza el meta burelense, pero ahí aparecía Zequi para introducir la pelota con un sutil toque de balón. Alegría inmediata, y no quedaría en eso. El Burela se lanzó con mayor fervor que cabeza a por el empate en la siguiente ocasión, logrando sacar hasta tres intervenciones milagrosas de Prieto, cuyo último rechace acabó en los pies de Jesulito que emprendió la galopaba en un tres contra dos, y que finalizó en una triangulación con Zequi y Saura, en la que el murciano sentenció a placer en la meta gallega. Efectividad total.

No obstante, la alegría realmente no duraría mucho, pues lo cierto es que los dos goles no afectaron en demasía a la moral del Burela. Más bien todo lo contrario, ya que el cuadro de Juanma Marrube se fue de nuevo con todo arriba, ahora con más ímpetu si cabe -como era de esperar-, buscando incidir en cada acción con mayor intensidad. Y el plan funcionó, pues la verticalidad encontró su recompensa. Esa marcha más sí que pesó en las filas blanquiverdes, que fueron encontrándose cada vez con mayores problemas de faltas. Y justo de ahí, eso que tantos desequilibrios les provocó ya el curso pasado, emergió la remontada gallega. Matamoros culminó el empate desde el doble penalti, y en la jugada siguiente, un disparo cruzado de Álex Diz acaba colándose en la meta defendida por Prieto por el único hueco que había. La igualdad volvió a reinar en el tramo final del primer tiempo, pero era Burela el que llevaba la inercia favorable, y pudo aumentar la renta, pero el electrónico ya no volvería a moverse.

Esa dinámica se mantuvo tras el paso por vestuarios, con un conjunto gallego más enchufado en la reanudación. Eso sí, el transcurso de los minutos fue de nuevo dando alas a un Córdoba Patrimonio que quería creer en sus posibilidades. Y mejoró, tuvo sus oportunidades, pero no encontraba el camino directo al gol. Además, justo cuando volvía a brotar la mejor versión de los de Josan, Iago Míguez se encuentra un balón muerto en el área tras rechace de Prieto, que el capitán burelense introduce en las redes cordobesas. Con todo, el orgullo de este equipo parece endurecerse con los golpes, y poco después de sacar de medio campo, una jugada al contragolpe acaba en un mano a mano entre Zequi y el portero, y que el gaditano finaliza de forma extraordinaria picando el balón. Había que seguir remando, pero no parecía desgastarse tampoco el acierto visitante, aunque en esta ocasión la recompensa llegara de un error califa. Así, un balón en largo del Burela desembocó en un mal despeje del portero local, y el cual aprovechó Matamoros para hacer el quinto. Otra vez tocaba acudir a la épica.

Una dificultad que aumentó más incluso con el sexto, obra de Álex Diz, culminando una nueva galopada al contragolpe. El técnico pontano decidió entonces iniciar el juego de cinco. Restaban cuatro minutos y no quedaba otra que probarlo todo. Y la fórmula comenzó con brío, y fue Shimizu el que despertó de nuevo la esperanza local anotando el primero para su cuenta particular. Vista Alegre quería más y los 400 que hoy copaban las gradas comenzaron a rugir. Ahora todo el juego se volcaba en la cancha del Burela. Y la heroica tomó aún más forma con el gol de David Sánchez, aprovechando en un desajuste en la diagonal del área gallega. Nervios a flor de piel y un minuto y medio por delante. Y el fervor rozó la recompensa. A escasos segundos del final, Pablo del Moral interceptó un balón en el centro del campo que podía culminar en un contraataque de tres contra uno, aunque el árbitro decidió pitar la falta del Burela por agarrar al cierre blanquiverde. Una polémica que ensombreció un final que pudo ser mejor para los intereses de un Córdoba Patrimonio que se dejó otra vez el alma, pero esta vez no encontró su premio.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, 5: Prieto, Jesulito, Jesús Rodríguez, Zequi y Saura -cinco inicial-. También jugaron Bonos, Shimizu, David Leal, Koseky, Pablo del Moral, Ricardo, Joaqui y Cordero

PESCADOS RUBÉN BURELA, 6: Kaluza, Renato, Matamoros, Iago Míguez y Javi Rodríguez-cinco inicial-. También jugaron Vito, Lucho, Pitero, Giasson, Eto’o, David Pazos, Álex Diz y Quintela.

ÁRBITROS: Miñano Martínez y Ropero Lara (Comité Valenciano). Mostraron cartulina amarilla a los locales Pablo del Moral, Zequi, Cristian y al técnico Josan González, y a los visitantes Quintela, Iago Míguez y Álex Diz.

GOLES: 1-0 (9’) Zequi. 2-0 (10′) Saura. 2-1 (13′) Matamoros. 2-2 (13′) Álex Diz. 2-3 (19′) Eto’o. 2-4 (27’) Iago Míguez. 3-4 (27’) Zequi. 3-5 (29’) Matamoros. 3-6 (35’) Álex Diz. 4-6 (37’) Shimizu. 5-6 (38’) David Sánchez.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la segunda jornada de Liga en Primera División, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre ante 400 espectadores.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2020 - 23:09 h
stats