Entre la continuidad y un último giro

Jovanovic pugna por un balón, con Aguado a la izquierda, en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Dos son las alternativas que tiene. Esta vez no existen contratiempos que obliguen, como sí sucedieran otras semanas. En esta ocasión, la decisión corresponde única y exclusivamente a su idea de partido. Tiene opción de continuar con el camino abierto o bien realizar un giro final. Es lo que estudia desde el martes, día en que el Córdoba regresara al trabajo, José Ramón Sandoval de cara al último partido de la campaña. El duelo es trascendental, pues en él se define el futuro más inmediato del club. En juego está la permanencia, larga y duramente trabajada. Una salvación que ha de certificar el conjunto blanquiverde ante un rival de primer nivel como el Sporting de Gijón, que por si fuera poco necesita un punto para confirmar su tercera posición. Con este panorama, por tanto, ¿es mejor mantener tanto el esquema como el once o buscar la sorpresa definitiva?

Desde su llegada, Sandoval acostumbra a modificar piezas e incluso el propio puzle en cada partido. Sus permutas han tenido lugar no sólo como consecuencia de alguna sanción o lesión, también por decisiones técnicas. Ha sido la fórmula para discutir las cualidades de cada rival y del mismo modo para tener a pleno rendimiento a toda la plantilla. Lo cierto es que en las últimas tres jornadas apenas ha hecho retoques en la alineación más allá de los provocados por los contratiempos propios de la competición. La sanción de Edu Ramos para el choque con el Rayo es el último ejemplo en este sentido. Entonces, el madrileño apostó por Álex Vallejo. El vitoriano, que estuvo a un buen nivel en Vallecas dejó su sitio de nuevo al malagueño antes de regresar al once en Reus. Con el vasco jugó su típico as bajo la manga el de Humanes en ese último encuentro disputado. Relevó a Álvaro Aguado y conformó una medular más aguerrida.

Por lo demás, leve fue el cambio en el sistema en los últimos partidos. Después de componer un dibujo con tres defensas y dos laterales a modo de carrileros en la visita al Osasuna, el preparador califal repitió en las siguientes salidas. Sin embargo, nunca había utilizado este esquema en El Arcángel. Hasta el encuentro ante el Almería. Ese día decidió dar continuidad a la idea con la novedad -además de la esperada por el retorno de Edu Ramos- de Álvaro Aguado. Buscaba consistencia y al mismo tiempo movilidad y frescura en la línea de medios. Es lo que varió en Reus, donde la fuerza de Vallejo parecía más necesaria. Vistos los antecedentes, ¿saldrá el Córdoba ante el Sporting con esta disposición o lo hará con otra?

Dado el potencial del cuadro asturiano, y con los antecedentes mencionados, es más que probable que Sandoval no altere nada en cuanto a la defensa de tres. Respecto de esta posibilidad es relevante el hecho también de que en las últimas semanas no contó en el once con hombres hasta hace unas semanas importantes, como lo eran Narváez y Jovanovic. El serbio quizá para evitar que pudiera ver una quinta amarilla que le acarreara suspensión. Así, como punto de partida estará el 5-4-1 o 4-5-1, visto de manera simplista. En este supuesto, la duda principal estaría en la alineación. Es probable que el técnico busque de nuevo la frescura que le aporta Álvaro Aguado, que además es jugador de su gusto. El joven futbolista compite con Álex Vallejo por una plaza junto a un inamovible Edu Ramos. La otra incógnita en este caso sería la posible entrada del citado Jovanovic por Aguza. Ya no hay temor a sanciones.

Pero, ¿y si tiene oculta la intención de un giro final? Éste pasa básicamente por dar al equipo la forma más cercana al habitual 4-4-2, que realmente es de un 4-4-1-1. La consistencia que otorga a la zaga Jesús Valentín junto a Aythami y Álex Quintanilla es un punto en contra para esta idea, el cual se suma al dicho de la dificultad que plantea la visita del Sporting. Sea como fuere, si Sandoval opta por recuperar este esquema, el canario es el llamado a perder su sitio en el equipo titular. Por delante, Edu Ramos estaría acompañado probablemente por Álvaro Aguado y en bandas tocaría decidir si se mantienen Aguza y Reyes o uno de los dos sale. El utrerano es indiscutible y el catalán puede encontrar hueco. La variante sería llevar al primero a la media punta y colocar a Jovanovic en la derecha -con el propio Aguza aún pegado a la izquierda-. El interrogante surge especialmente en torno a la participación de Narváez. ¿Será su último partido como blanquiverde el del retorno al once? Como siempre, la respuesta la ofrece el entrenador minutos antes de la contienda.

Etiquetas
stats