Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Cinco claves para recomponer la figura en el Córdoba CF

Dubadier fue hoy el lateral izquierdo

Paco Merino

0

El club reafirma su mensaje ambicioso pese a las decepciones y la afición oscila entre la resignación y una remota esperanza

El primer electrochoque no causó reacción en el paciente. El efecto Esnáider no pasó de la simple cosmética. Cambios en la apariencia, pero una misma y desagradable esencia en un equipo que colecciona amagos, que promete más de lo que ofrece y que ha terminado desencantando a todo el mundo. Nada sucedió el domingo como se había planeado. La derrota ante la Ponferradina (0-1) provocó en el Córdoba un episodio de desafección con la grada que no se vivía desde hace mucho tiempo en El Arcángel.¿Se puede revertir la situación? ¿Existe alguna posibilidad de salvar la imagen en ocho jornadas? ¿Cómo se puede arrancar una última sonrisa a un cordobesismo indignado y con los niveles de identificación con el club por los suelos? ¿Cuál es el plan? El Córdoba maneja una receta con ingredientes clásicos para una redención express.

1) El mensaje oficial del club

“Hay que mirar adelante y ganar el próximo partido”, dijo Esnáider después de protagonizar el que seguramente haya sido el debut en el banquillo más amargo en la historia del club. Al mensaje se abonaron prácticamente todos los jugadores, que en sus declaraciones en público insisten en que es posible alcanzar el play off. Matemáticamente, por supuesto. Pero esa proclama políticamente correcta resulta un tópico irritante mientras no se corresponda con los resultados. Se han sumado ocho puntos de los últimos 30 posibles. Y de la imagen, mejor no acordarse. “Por eso conviene que la memoria no confunda. Ni la más lejana en el tiempo ni aquella que hace tan sólo un instante movilizaba a todo el cordobesismo a la ilusión por volver a la senda del triunfo. Por recuperar la confianza en aquello que siempre ha sido la piedra angular de un proyecto que, pesar de los últimos contratiempos, no tiene intención de dar un paso atrás en la idea de poder devolver cuanto antes al Córdoba CF a la Primera División que muchos no han vivido”, expone el club en su web oficial con la impronta de un director de comunicación, Alfredo Duro, que colecciona enfrentamientos desde que aterrizó en Córdoba como brazo ejecutor de la política de Carlos González.

2) Esnáider o la creación de un líder

Un exfutbolista del Real Madrid, Zaragoza, Atlético de Madrid, Espanyol, Juventus... Un entrenador joven, sin experiencia, ávido de éxitos para lanzar una carrera profesional en los banquillos. Un tipo “con hambre”, como recalcó a su llegada el presidente González refiriéndose a Juan Esnáider, una figura sobre la que construir un aura de triunfador en un escenario propicio: club histórico y un punto histérico que tiene ya sus retos mínimos cumplidos -la permanencia, obviamente- y que pretende repetir presencia en los play offs de ascenso, tal y como hizo el curso anterior un tal Paco Jémez. Convertir a Esnáider en un nuevo Paco, salvando las distancias, es una de las ideas con las que fabula el Córdoba para incentivar la alicaída ilusión del cordobesismo. El perfil de Berges, más cerebral y analítico, poco mediático, resultaba menos atractivo a ojos del gran público. Hay que tener mucho arte para perder 0-5 y salir por la puerta principal mientras el público te vitorea. Eso lo sabe hacer Paco, principalmente porque demuestra coherencia. Esnáider no empezó con buen pie. Habló de fútbol de ataque y el equipo apareció con dos mediocentros defensivos. Además, perdió.

3) Entre el orgullo y la promoción personal

Los pilares de la temporada pasada cambiaron de equipo, pero al menos ya se sabía con antelación y eso no alteró la dinámica del grupo. Hervás ya se había fotografiado con la camiseta del Sevilla en enero, Charles no había renovado, Ximo era cedido y lo de Borja era un secreto a voces. Ahora, el Córdoba se encuentra con un grupo en el que conviven futbolistas que han firmado renovaciones de larga duración con otros que se marcharán seguro, unidos a otros que acaban contrato y no han tenido ninguna propuesta. Además, están los cedidos. Más de la mitad de los integrantes del once titular en el decisivo partido del domingo pasado ante la Ponferradina no seguirán aquí dentro de ocho semanas. ¿Cómo lograr una motivación en medio, además, de un ambiente crispado y con el objetivo imposible? Las apelaciones al orgullo o a la profesionalidad no han tardado en surgir en la plantilla, precisamente en boca de quienes tienen su futuro amarrado en el este club.

4) Con las estadísticas como munición

Mientras exista una mínima posibilidad matemática de conseguir la sexta plaza, el Córdoba utilizará en sus medios oficiales ese discurso como sinónimo de compromiso, amor a los colores y respeto por la afición. En el instante en que esa opción desaparezca, siempre se podrá pelear por maquillar la temporada con unos números que permitan una comparación airosa con los del pasado. Aunque el club abogue ahora por olvidar los tiempos pretéritos, seguramente los sacará a relucir como recurso para dar lustre a una posición por encima de la décima. Sería la segunda mejor desde hace décadas.

5) Los guiños a la cantera

El play off de ascenso lo jugará el filial, que a las órdenes de Pablo Villa está despachando la mejor temporada de todos los tiempos. Está pugnando por el título de campeón del Grupo X de Tercera -algo que no consiguió el primer equipo cuando estuvo en esa categoría- y tiene el pase a las eliminatorias por el ascenso a Segunda B a tiro de un partido. Con un plantel de futbolistas de excelente proyección, será el vivero del que se alimente la primera plantilla este próximo verano. Sillero, Fran Cruz, Bernardo Cruz, Javi López, Toni Seoane, Javi Cabezas... Hay material. Su entrenador, quien fue señalado en su momento por el propio presidente como un recambio para el primer equipo en el caso de que fuera necesario, está dejando su sello con un expediente en el que logra nota altísima tanto en resultados como en estilo de juego, además de cumplir la labor de promocionar jugadores hacia el equipo de Segunda. Pablo Villa fue aclamado por un sector de la afición de El Arcángel en el partido ante la Ponferradina.

Etiquetas
stats