Cierra la puerta, tenemos que hablar

Sandoval, junto a Vallejo en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Tiene tres sesiones de entrenamiento por delante para cerrar su plan de asalto a Vallecas, un recinto que trae a Sandoval emotivos recuerdos pero que ahora aparece en el horizonte como el escenario de una batalla crucial por la salvación. El Córdoba necesita a toda costa romper la tendencia de las últimas semanas, en las que cosechó un par de derrotas (ante la Cultural Leonesa y el Huesca) y encajó un número de goles inasumible si quiere cumplir su particular desafío. "Hemos hablado sobre esto", admitió Quim Araujo en la sala de prensa esta semana. El catalán podría tener una opción de jugar con la blanquiverde lejos de El Arcángel, algo que no se ha producido aún. Quién sabe. Sandoval tendrá que exprimir al máximo sus variantes para poder dotar al equipo de una capacidad de sorpresa que le sirva para descolocar al rival... y nunca a sí mismo.

El afán del técnico madrileño por encontrar versiones más eficaces en su once ha hecho que a veces se produzcan desajustes. Pero ese es el riesgo con el que juega un equipo cuya misión, que hace meses era una utopía, parece ahora humanamente posible. De momento, aspiran a ganar en su campo al líder de la categoría, un Rayo Vallecano que avista en el horizonte la Primera División. El equipo de Míchel, que el pasado lunes venció por 0-2 al Granada, se reafirmó como líder de la categoría y anda enrachado. Varios ex blanquiverdes figuran entre sus hombres de referencia y dos están en la punta: Raúl de Tomás -23 goles ya- y el portugués Bebé. En la zaga destaca un cordobés formado en la cantera blanquiverde -después pasó por el Séneca- que ha construido su carrera profesional lejos de El Arcángel. Chechu Dorado, a sus 35 años, es el central de referencia en un Rayo con el que renovó un año más.

El Córdoba sabe que no lo va a tener fácil. El Arcángel será el escenario de las tres próximas prácticas del equipo, que serán a puerta cerrada. Sandoval, que no podrá sentarse en el banquillo de Vallecas -cumple su segundo y último partido de sanción por su roja en el vestuario del Reino de León-, cuenta con una baja notable. Ante el Huesca vio amarilla Edu Ramos, que cumple su segundo ciclo y ha sido castigado con un partido de baja. El mediocentro de Churriana había sido titular sin discusión en todos y cada uno de los encuentros que el Córdoba ha disputado bajo el mandato de Sandoval. El papel de ex malaguista, básico en el entramado de contención del equipo, lo podría cubrir Álex Vallejo. El ex del Mallorca ya fue empleado en varios encuentros con un buen rendimiento. Sergio Aguza también aparece como una opción, dejando en principio más lejana la posibilidad de dar continuidad al joven Álvaro Aguado.

El regreso de Álex Quintanilla puede suponer que Sandoval apueste de nuevo por una defensa con tres hombres en el centro -con Aythami y Jesús Valentín además del vasco-, dejando los flancos para Loureiro y Javi Galán. La presencia de inicio de José Antonio Reyes será otra de las cartas ocultas del Córdoba, con todo lo que significa la presencia del utrerano a la hora de defender por parte del equipo contrario. En cualquier caso, los movimientos se producirán fuera de la vista del público y prensa en las prácticas de jueves, viernes y sábado. El adversario resulta inquietante (ha marcado 39 goles en su casa), pero nadie renuncia a dar el golpe sobre la mesa en una jornada clave, en la que se juegan partidos con incidencia directa en el porvenir blanquiverde como el Almería-Granada, el Huesca-Alcorcón o el Sevilla Atlético-Nástic.

Mientras Sandoval aprieta tornillos en el equipo para buscar la hazaña en Vallecas, el cordobesismo continúa su movilización para arropar a los suyos en un partido fundamental. El club fletará autocares al precio de un euro -más la entrada, a 25- para acudir al estadio madrileño. La afición, invocando el espíritu de otros viajes a Madrid -las salvaciones de Getafe y Leganés, principalmente-, tiene como recuerdo más cercano el triunfo de la pasada temporada. El Córdoba logró ante el Rayo la salvación matemática en la penúltima jornada del campeonato venciendo por 1-2. Los de la franja también resolvieron su continuidad en Segunda a última hora. Un año después, los caminos andan muy separados. El fútbol es así, dicen.

Etiquetas
stats