Con la chispa helada

.

Hay un intangible en las dinámicas que parece contagiar a todo un grupo. En las positivas todo marcha rodado a través de un curso que, desde fuera, parece simple. Sin embargo, a buen seguro hay mucho trabajo detrás. Eso sí, siempre hace falta una chispa que prenda esa llama que hay que avivar y mantener en el tiempo. Realmente ese es el gran desafío de todo club deportivo. Y no hay duda de que Pablo Alfaro ha dado con el mensaje correcto. Esa efervescencia que vive el Córdoba desde su aterrizaje se puso de inicio sobre el césped de la Ciudad Deportiva Luis del Sol, donde el conjunto blanquiverde -hoy de rojo y blanco- buscaba alcanzar su quinta victoria consecutiva. Pero no solo se puede vivir de una excelente labor atrás. Si quieres ser un candidato real a todo hay que tener materia y armas de sobra para hacer daño arriba. Precisamente eso le faltó a los califas ante un Betis Deportivo que se mantuvo sólido atrás y dominó el esférico prácticamente de principio a fin. 

La presión fue insistente en el arranque, buscando sorprender y derribar a las primeras de cambio los muros (casi) infranqueables de uno de los mejores clubes defensivos del grupo. Eso sí, no más sólido que el propio Córdoba. Pero el Betis Deportivo no iba a pecar de inexperiencia y falta de picardía, y salió igualmente decidió a hacerse con la posesión del balón. Los verdiblancos tomaron el control en los compases iniciales, sumando así los primeros acercamientos a la meta defendida por Becerra. 

Y es que fueron los béticos los que más acertados estuvieron en la construcción estática, mientras que el Córdoba se dedicaba a robar lo antes posible y salir al contragolpe, buscando la inspiración de Mario Ortiz en la medular, la verticalidad por bandas de Valverde y Moutinho y la pólvora de Willy. Sin embargo, el que firmó la oportunidad más clara fue un central. Djetei, mediante un gran salto, logró impactar el balón tras córner, aunque su cabezazo se fue rozando el palo. Quedaba presente el primer aviso, y a los pocos minutos fue Willy el que pudo adelantar a los suyos al rematar un rechace de la defensa verdiblanca. Por su parte, Raúl respondió para los locales con una nueva internada por banda. Sin embargo, faltaba claridad de cara a portería. 

Los visitantes prolongaron su esfuerzo en la presión, lo cual evidenció una falta cada vez mayor de ideas en los pupilos de Manel Ruano. El choque, por aquel entonces en el ecuador de la primera mitad, entró en una fase de escasa fluidez, a su vez con una tímida insistencia por parte de ambos. El peligro llegaba a base de chispazos puntuales. Tal que así lo confirmó Julio Alonso con un potente disparo lejano que se marchó por alto. Por su parte, Willy dejó una vez más muestras de su gran instinto rematador. El ariete pacense estuvo a punto de inaugurar el electrónico con un nuevo cabezazo imperial ante el que Rebollo tuvo que hacer una extraordinaria estirada para evitar el 0-1 superada la media hora de juego.

El resto fueron interrupciones y constantes contraataques. Prácticamente todo llegaba por bandas, con Moutinho buscando más la cobertura por dentro, al tiempo que comenzaba a rodar la conexión entre Valverde y Álex Robles, muy seguro y constante en todo momento, posiblemente extramotivado por su pasado sevillista. Con todo, no faltó la polémica en los últimos minutos, pues el colegiado decretó fuera de juego en una acción del Betis Deportivo que acabó en gol de Raúl. No fue mucho más allá la polémica, pero las consecuencias sí que fueron notorias para el Córdoba, que veía como Djetei se lesionaba en dicha acción y tuvo que ser sustituido en el descanso. 

El reinicio del partido trajo una ruptura total del mismo. Si en la primera mitad la tónica dominante había sido el control, la puesta en marcha de la segunda fue de verdadero vértigo. Durante prácticamente diez minutos se rompieron los posicionamientos y el juego entró en una fase de correcalles. No obstante, de nuevo volvió a faltar la claridad ofensiva. Para colmo, fue el Betis el que mejor leyó ese desequilibrio en el juego y, pese a mostrar mejores condiciones físicas que los cordobeses, buscó pausar la situación a través del control, logrando asimismo cambiar el ritmo de partido a su antojo. Y es que superada la hora de juego había un dominador claro del esférico, y ese no era otro que el equipo local, muy seguro en las coberturas y siendo paciente en busca de la mejor opción para hacer daño al Córdoba. 

Las sustituciones continuaban en el bando visitante, pues Pablo Alfaro dio a De las Cuevas sus primeros minutos tras superar su segunda lesión del curso. No obstante, la inercia seguía siendo favorable al filial bético. Es más, ese crecimiento sobre el césped ya incluso se reflejaba en acciones de gol. Así, un desajuste entre los centrales del Córdoba acabó con Fekir llevándose el balón en el área pequeña y chutando a bocajarro un disparo que Becerra tuvo que detener con el pecho. Faltaba claridad de ideas y, sobre todo, velocidad en el plantel califa, al que cada vez le hacía más mella el esfuerzo de los primeros 45 minutos. Esa última bala de revolución la utilizó el técnico maño dando entrada a Piovaccari y Luismi, la cual quizá llegó demasiado tarde para surtir efecto en un cambio de aires de un equipo que andaba ahogado por entonces. Y de hecho, no se notó en demasía. Por contra, la última oportunidad del partido tuvo sello hispalense, pues una internada de Julio Alonso por la izquierda acabó en un disparo cruzado del jugador verdiblanco que salió acariciando la portería cordobesa. Y ya no hubo tiempo para más. Reparto de puntos insuficientes para el Córdoba, que se mantiene invicto con Alfaro, pero que ve frenado su ascenso en el grupo en una tarde en la que la chispa ofensiva se quedó helada.

FICHA TÉCNICA

BETIS DEPORTIVO, 0: Dani Rebollo, David Carmona (Kike Hermoso, 64’), Luis Martínez, Simón, Julio Alonso, Bandaogo, Callejón, David Ramos (Ndo, 89'), Fekir (Marchena, 81'), Calderón (Baena, 64’) y Raúl (Mizzian, 81'). 

CÓRDOBA CF, 0: Becerra, Djetei (Xavi Molina, 45’), Jesús Álvaro, Bernardo, Álex Robles, Traoré, Del Moral, Mario Ortiz (Luismi, 84'), Valverde (Oyarzun, 79'), Moutinho (De las Cuevas, 66') y Willy (Piovaccari, 84'). 

ÁRBITRO: Fernández Cintas (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla al local Luis Martínez y a los visitantes Valverde, Del Moral y Mario Ortiz. 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada de liga en el Grupo IV-B, disputado en la Ciudad Deportiva Luis del Sol de Sevilla a puerta cerrada.

Etiquetas
stats