Celi y un renacimiento frenado en seco

Celi, en un partido del Deportivo Córdoba en Vista Alegre | TONI BLANCO

La situación es complicada para cualquiera. El común de los ciudadanos permanece confinado en su casa, algo que es difícilmente llevadero. Al tiempo, como es lógico, la vida social está completamente paralizada. Desde hace semanas ningún evento tiene lugar en toda España, sea del ámbito que sea. Todo es consecuencia de la pandemia de Covid-19, que mantiene en estado de alarma un país que tampoco tiene opción de, claro está, disfrutar del deporte. Porque la totalidad de las competiciones se encuentra en suspenso -salvo alguna cancelación ya decidida-, hecho éste que en muchos casos se produce en un momento inoportuno. Si no, que se lo digan al Deportivo Córdoba…

El conjunto de Juanma Cubero tuvo que paralizar su actividad justo después de golear al Monachil (10-2) para retomar la senda de la victoria en el Grupo III de Segunda, en el que continúa a la estela del play off. Pero el contratiempo también lo padeció a nivel individual una de jugadoras, que atravesaba su mejor etapa de la temporada. Ésta es Celi Calderón, que vivió todo un renacimiento tras una lesión y un ciertamente discreto primer tramo de campeonato en la categoría femenina. La pívot apenas anotó un tanto en los once primeros encuentros, mientras que hizo diez en los once siguientes. Sin embargo, el coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan la frenó en seco.

“A nivel individual tengo muchas ganas de volver a jugar. Cada día que pasa estoy con más motivación e ilusión”, señala la jugadora natural de Almería. No es para menos, ya había encontrado su mejor estado de forma sobre la pista. “Tras la lesión que sufrí, me recuperé totalmente al 100% y volví a coger confianza de cara al gol”, explica en relación a su trayectoria con el Deportivo Córdoba esta campaña. Así, su deseo ahora es que si vuelve la liga ella pueda seguir con tan alto rendimiento. “Espero que cuando se reanude la competición mi racha continúe y poder seguir ayudando al equipo”, dice.

Claro está, lo más importante en este momento es la recuperación del país -y de todo el mundo- de la pandemia de Covid-19. Una emergencia sanitaria que obliga a no salir de casa en España, situación quizá más compleja para quien acostumbra a practicar deporte. No es el caso de Celi, que asegura vivir con normalidad el actual panorama. “La verdad es que lo llevo bastante bien. Tengo que salir todos los días pero a pesar de que estoy expuesta a este virus tengo que decir que tengo suerte de poder ir a trabajar y de que, gracias a mi trabajo y al de mis compañeros, ayudamos a otras personas”, expone. La almeriense dedica su día a día más allá de la pista a gestionar pedidos para farmacias tanto de Córdoba como de Jaén.

“Por las tardes cambia mi situación. Al no poder salir, trato de llevarlo lo mejor posible viendo series, películas y, por supuesto, tengo que hacer todos los días los ejercicios que nos manda nuestro preparador físico, Sergio, que también nos viene genial”, añade acerca del confinamiento. De vuelta al apartado deportivo pero sin perder de vista el coronavirus, la pívot cajista cree que “este parón no le viene bien a nadie”. “Ni a nosotras ni a ningún otro club. A nivel de competición, al estar tanto tiempo sin entrenar y sin competir, se pierde parte de la condición física, ya que en casa no tenemos ritmo”, afirma en referencia a la suspensión de los torneos.

Con todo, la renacida Celi Calderón se muestra optimista en caso de que finalmente se retome el campeonato. “Todos los miembros del equipo seguimos trabajando duro”, asegura de entrada. “Contamos con una buena planificación gracias a Sergio, nuestro preparador, para intentar volver a las pistas en las mejores condiciones posibles y mantener la buena racha que teníamos”, recalca. De esta forma, el Deportivo Córdoba está al completo “con motivación, ilusión y ganas de volver a competir”.

Etiquetas
stats