De niño a capitán: 200 servicios "para el recuerdo"

Javi Flores durante el homenaje por sus 200 partidos

0

La ilusión de volver. En diferentes formas, fondos y expresiones. El Arcángel fue este domingo vivero de multitud de sentimientos distintos. Hay algunos que regresaban por primera vez en muchos meses. Otros simplemente sonreían por volver a encontrarse después de varias jornadas de ausencia. Y otros pisaban el césped con la ambición de saberse otra vez importantes sobre el terreno de juego. Diferentes historias, distintos protagonistas, pero unos mismos colores. Al tiempo que sonaba por la megafonía el ya mítico tema ‘Mi primer día’ del grupo cordobés Los Aslándticos, un servidor no podía apartar la mirada de uno esos actores que, quizá aún sin saberlo, iba a vivir una mañana muy especial sobre el feudo ribereño. Ese no era otro que Javi Flores, el cual volvió a ser titular con el Córdoba por primera vez este curso. Su primer día de inicio en El Arcángel en esta campaña 2021-22, tras al final conseguir superar diversas molestias físicas que le han ido lastrando en el arranque de competición, y cuya irregular participación ha estado igualmente propiciada por el excelente nivel del plantel. 

Eso sí, a nadie se le escapa que la importancia del futbolista de Fátima es capital en el esquema cordobesista, por lo que los aplausos sonaron con más fuerza si cabe cuando se escuchó su nombre al cantar la alineación. Hoy será, será, será, será; mi primer día; y mañana también, y el resto de mi vida, dice en su estribillo la citada canción. Una frase que bien podría definir el encuentro de Javi Flores. Un primer día que podría ser también para siempre, ya que el cordobés pudo celebrar sobre el césped sus 200 encuentros como cordobesista. En concreto, este fue el 201, un hito que el club quiso reconocer al término del partido, entregándole una camiseta con dicha cifra y que el jugador recibió emocionado junto a su familia. Hoy he vuelto a por mi tiempo; hoy me quedo a vivir en mi cuerpo, continúa el tema. 

Un jugador de leyenda que ha entrado de lleno en la historia del club. Mucho ha llovido desde aquel curso 2005-06, en concreto, desde ese 28 de agosto en el que se puso por primera vez la elástica del primer equipo califa en partido oficial. Fue en El Arcángel en un derbi provincial ante el Villanueva en Segunda B. Y 201 partidos después, y tras dejar atrás una etapa intermedia lejos de su ciudad, el futbolista defiende la misma camiseta, aunque ahora en la Segunda RFEF. “Hoy es un día para llevármelo en el recuerdo. He disfrutado en el campo, he disfrutado cuando me han sustituido viendo el ambiente”, afirmó el propio jugador en sala de prensa tras el partido. 

Y es que bien sabe el de Fátima lo que es sufrir por la blanquiverde, aunque también divertirse. De todo ha pasado en una andadura bicentenaria. Pero quiere más. “Son muchos momentos y sensaciones, unas buenas y otras no tanto, pero esto es fútbol. Recuerdo con mucho orgullo aquel partido de Huesca en casa con el 2-0 que nos acercaba al ascenso, o aquel inolvidable de San Sebastián”, rememoró. Sin embargo, quiso indicar que todo “eso me lo guardo” ya que ahora está “centrado en el presente y en tener más vivencias”. Palabra de capitán. En las buenas y en las malas. Los pies en el suelo y sin confiarse. Es innegable que el momento de bonanza que atraviesa el plantel es para disfrutar, aunque la exigencia deportiva no permite ni un solo despiste. Ya habrá tiempo de celebraciones cuando se cumpla el objetivo.

De hecho, Flores expuso que “es muy pronto pensar en el ascenso ahora, sería una burrada”, asegurando que “llegarán momentos difíciles y ahí es donde tendremos que hacernos fuertes para salir de los baches que se puedan tener. En el fútbol sacar pecho es lo peor que hay. Cambia mucho de una semana para otra y cuando las dinámicas cambian luego cuesta un mundo ganar”. Suyos son ya 201 un días de felicidad, pero también de tristeza, de lágrimas, de orgullo, de deber cumplido. Solo es cuestión de echarle huevos; tampoco es nada nuevo, pero hoy me siento fuerte. Y más días que vendrán. El Arcángel se rindió ante su capitán y al unísono reconoció estos servicios por unos mismos colores. Pero esta nueva aventura no ha hecho más que empezar y la ambición del jugador, a sus 35 años, sigue intacta. Volver a ser grandes. Volver a celebrar. 

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
11 de octubre de 2021 - 05:45 h
stats