Un evento esperado todos los años y que ya se ha convertido en una rutina relevante. La solidaridad está muy cara en la actualidad, siendo el egoísmo y el individualismo las tónicas habituales en una sociedad que no piensa más allá de su persona. Por ello, hay ciertos grupos que siguen trabajando en que este lado solidario siga presente y Cocinillas CCF lo ha vuelto a lograr. El colectivo aficionado al Córdoba CF ya trabajó en su calendario solidario donde todo lo recaudado fue directamente hacia el Banco de Alimentos y en este final de año no han querido ser menos gracias a su tradicional menú solidario que ha contado con hasta 27 voluntarios. 

Este grupo de trabajo ha sido citado a las 9:00 en la Hacienda Santa María para la elaboración de unos 500 menús que serán repartidos el próximo sábado por los bomberos de Córdoba a la Fundación Prolibertas, Cáritas, Cruz Roja, Proyecto Don Bosco y Hogar Sí, en busca de que personas necesitadas pasen una feliz Nochebuena. Durante la mañana de este viernes, los voluntarios han realizado este trabajo y han contado con la presencia de Eva Contador, delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, y Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba CF. Una acción solidaria que se convierte en rutina, pero que deja el lado humano de este tipo de colectivos.

Etiquetas
Etiquetas
stats