Willy Ledesma, a cargo del gol en el Córdoba

Willy celebra un gol en El Arcángel

Si algo le ha faltado esta temporada al Córdoba ha sido gol. Nombres con mucho lustre que fueron cayendo en brillo y rendimiento con el paso de la temporada. Unos rindieron más con un entrenador, otros rindieron con otro. Es el caso del Córdoba CF y de su máximo goleador esta temporada de descenso a Segunda RFEF: Willy Ledesma. Sin ser el ariete con más capacidad técnica o con una habilidad innata para anotar más de 15 goles por temporada en la división de bronce, ha sido de lo poco salvable en el ya pasado curso en clave blanquiverde.

El inicio de Luis Alfonso Ledesma, más conocido como Willy, no fue el mejor; de hecho, no era la primera opción para la punta de lanza para Juan Sabas al inicio de la 20/21, aunque había dejado buenas sensaciones en sus tres encuentros en la 19/20 con Raúl Agné al mando. Federico Piovaccari tuvo un inicio fulgurante en la primera vuelta de la recién terminada campaña en cuanto a cifras goleadoras, marcando ante Lorca Deportiva y Yeclano en las dos primeras fechas. El italiano se encontraba por delante del extremeño ya no sólo en números anotadores, sino en la mera presencia en el campo. Willy sólo fue titular en la segunda jornada ante el propio Yeclano, contra el que Sabas alineó a sus dos delanteros para contrarrestar el poderío aéreo del cuadro murciano en el Municipal de la Constitución. Ambos marcaron, de hecho, en la victoria por 1-3. Más allá de eso, el ex del Extremadura empezó todos los siguientes partidos en el banquillo en todo el tramo del madrileño en la disciplina cordobesista.

La llegada de Pablo Alfaro le supuso una oportunidad de demostrar su valía desde el inicio. Tanto fue así que el maño debutó en el Enrique Roca de Murcia con Ledesma al frente y éste le recompensó con el tanto de la victoria a centro de Moutinho (0-1). Getafe, Lorca Deportiva y UCAM Murcia fueron sus siguientes víctimas en el mes de enero, con todas sus dianas en ese espacio -hasta tres- que valieron o bien puntos o bien pases de eliminatoria de Copa del Rey. Sin embargo, a partir de la ronda ante la Real Sociedad, el equipo comenzó a caer en picado. Willy Ledesma seguía a lo suyo, aprovechando rechaces dentro del área para seguir acumulando goles. De hecho, el de Torremejía ha sido titular desde la jornada 9 -ante el Betis Deportivo en Sevilla- hasta el último encuentro. Entre medias, dos entrenadores, una caída a una segunda fase distinta a las expectativas y el descenso a Segunda RFEF.

A fin de cuentas, Ledesma ha sido de lo poco salvable en ataque si al Córdoba nos referimos. Sus nueve tantos en 25 partidos jugados significan, además, el mejor promedio goleador de toda su carrera en Segunda B, en la que debutó con 17 años en el Extremadura en la 2006/2007. La media de un gol cada 2'77 partidos así lo atestigua. Sin embargo, su prolífica cuenta goleadora -su tercera mejor marca, igualando a la del ascenso a Segunda del Extremadura en la 17/18 y sólo por detrás de la anterior con el mismo equipo, con 11- no le ha valido para salvar el equipo, si bien no ha sido causa directa de la caída. A falta de saber quién ocupará el banquillo y quién estará en el equipo de la dirección deportiva, aún está en el aire el futuro de Willy Ledesma al servicio del Córdoba CF. Sus números significarán una gran baza para su continuidad.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2021 - 12:47 h