El Córdoba, colista en la segunda fase

Alberto del Moral, en el duelo con el Tamaraceite.

Muy cerca del abismo. El vértigo acecha y los pies asoman por el vacío, con la absoluta nada debajo de él. Ya no hay red para el equilibrista, no hay paracaídas en caso de desplome. En esa situación se encuentra el Córdoba, que desperdició la enésima oportunidad de acumular más opciones de cara a últimas jornadas. Tras la derrota del Sevilla Atlético ante el Cádiz B, el cuadro blanquiverde se encontraba en un marco idílico, con la posibilidad de quedarse a tan sólo un punto de los sevillistas. Sin embargo, igualó con el Tamaraceite, que continúa delante de él, e incluso podría saltar al césped del Municipal de La Línea con el billete pagado y en mano hacia la Segunda RFEF.

Su bagaje en casa, teniendo en cuenta el empate del pasado fin de semana, resalta una incapacidad notoria para aguantar los resultados en casa. Ello, si se suma a la única victoria ante el propio cuadro canario en el primer partido de la fase, hace un total de cuatro puntos de doce posibles en este tramo vertiginoso de la temporada, que dividirá a las escuadras entre Primera RFEF y Segunda RFEF. Así, su trayectoria en esta segunda fase es similar, comparándole sólo a equipos que han jugado cuatro partidos- al Mérida, que ha acumulado también cuatro puntos y que se encuentra ya fuera de la pelea por meterse en la tercera categoría desde su Grupo V-D.

En cuanto al primer grupo de esta Segunda B -único junto al cuarto donde todos sus equipos han jugado cuatro partidos-, el Langreo también acumula cuatro puntos en esta segunda fase, pero ya se encuentra ajeno a la Primera RFEF, cuyos puestos están ocupados por Racing de Ferrol y Deportivo de la Coruña, con el Numancia muy cerca en el retrovisor de los blanquiazules. Sumando estos dos últimos, llegados esta temporada a la división de bronce, son, junto al Racing de Santander, los que pelean por quedarse en la Primera RFEF, con el Extremadura siendo el único que pugna por opciones reales de retornar a Segunda División -en este caso, en el grupo quinto. En el Grupo II-D, los cuatro puntos del cuadro santanderino le son suficientes para dejar prácticamente encarrilada su presencia en la futura tercera categoría del fútbol español.

En el Grupo III-D, conformado por los equipos del levante español, Cornellá, Badalona, Lleida y Hércules luchan por dos puestos en su grupo, donde entre el primero y el cuarto sólo existe una diferencia de tres puntos y con los alicantinos con disposición de recortar y adelantar con sus partidos aplazados. En prácticamente todos los grupos, de hecho, va a existir emoción hasta el final, si bien en el Grupo IV-D podría acabarse incluso antes de que ruede el balón en el Municipal de La Línea en el choque entre Balona y Córdoba. Aun así, los blanquiverdes sueñan con un empate entre Tamaraceite y Sevilla Atlético que pudiera refrendar una posible victoria en el municipio del Campo de Gibraltar.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2021 - 05:45 h