Córdoba CF Crónica
Carlos Marín rescata un valioso punto en Riazor

RC Deportivo 0-0 Córdoba CF

0

Duelo de titanes, de rachas, de hinchadas y de ambiciones en Riazor. El Córdoba CF, equipo recién ascendido a Primera RFEF, pero con la vitola de favorito para luchar por el ascenso, visitaba al RC Deportivo de la Coruña, uno de los equipos con más historia, títulos y masa social ya no solo de la categoría, sino de todo el fútbol nacional. Exigidos a luchar por el ascenso, ambos conjuntos se encontraban en un escenario idílico como es el feudo herculino para tratar de sumar tres puntos vitales en sus respectivas luchas. Tres puntos que, para el Córdoba CF, supondría afianzar aún más su liderato; y tres puntos para el RC Deportivo que servirían para recortar distancias y escalar puestos en la clasificación.

Y el partido estuvo a la altura de las circunstancias. Ambas escuadras saltaron al terreno de juego con la firme intención de imponer sus respectivos estilos de juego, diferentes, frente al rival. Sin miedo pero sin peligro en las áreas, sería el Córdoba CF el que entraría mejor al duelo, tratando de imponer su posesión ante un RC Deportivo agazapado y que, pese a ello, sería el primero que gozase de una ocasión de peligro. Sería en el minuto ocho del encuentro cuando Calderón, sin oposición, trataría de despejar un centro colocado por Soriano desde el costado zurdo, estrellando el esférico ante la cepa del poste de su propia portería.

Esta ocasión activaría a los de Óscar Cano, que tomarían la manija del encuentro y tratarían de dañar a los blanquiverdes con centros laterales. Sin embargo, la defensa del Córdoba CF se mostraba segura, con un Gudelj imperial en el juego aéreo. Sin embargo, sería Carlos Marín el que se erguiría como héroe, ya que sus paradas mantuvieron vivos a los califas en la primera mitad. Así, cuando el partido se encaminaba a cumplir la primera media hora de juego, el arquero tendría una doble intervención con la que mantendría el empate. Primero, aprovechando su buena colocación, logró repeler un chut de Isi Gómez, que venía precedida de una buena internada de Quiles. Tras ello, el portero almeriense tendría que volver a sacar a relucir su arsenal de paradas, y lo haría con una buena intervención con su pie derecho ante un tiro escorado de Quiles para mantener el 0-0.

Aún con el dominio de los locales, el Córdoba CF es buen conocedor de sus armas, y, así, sería el primer equipo en mandar el balón al fondo de las mallas. Sería Jorge Moreno el encargado de hacerlo, rematando en el área pequeña una falta botada por Javi Flores y prolongada por Diarra, pero el linier marcaría un polémico fuera de juego del central. En la réplica, los herculinos volverían a encontrarse con un imperial Carlos Marín. Esta vez sería Mario Soriano el que tendría que sufrir las paradas del arquero, que, en esta ocasión, sacaría sus reflejos a relucir y lograría detener a bocajarro un cabezazo del jugador blanquiazul. Y así, con el 0-0, el encuentro se marcharía al periodo de descanso.

La igualdad era más que patente entre dos conjuntos que están llamados a pelear por el ascenso directo en el Grupo I de Primera RFEF. Tras la charla táctica en el descanso, el encuentro pasaría a un periodo de golpes entre RC Deportivo y Córdoba CF. Así, sería Quiles el primero que avisaría en esta segunda mitad con un disparo lejano que se marcharía muy desviado. Los blanquiverdes contestarían por medio de Carracedo, que se encargaría de culminar una embarullada jugada protagonizada por Simo y Casas, y que el extremo catalán no acertaría a rematar entre los tres palos.

Y es que la intensidad era total. Nadie quería dejar pasar la oportunidad de sumar de tres. En los de Germán Crespo, volvería a emerger una figura ya conocida de la primera mitad. Carlos Marín, al 66 de partido, volvería a salvar al Córdoba con una segura parada ante el zurdazo de Quiles desde el costado diestro. Poco a poco, los centros del campo pasaban a ser más irrelevantes en ambos conjuntos, que trataban de ir con decisión a por la victoria. El carrusel de cambios en las dos escuadras no lograría romper las seguras defensas, aunque Willy, que ingresaría desde el banco, sería el que más peligro atesorase para los blanquiverdes en estos últimos instantes de juego.

Así, por parte de los locales sería Kuki el que tendría el tanto de la sentencia en sus botas, pero cruzaría en demasía su chut y se marcharía fuera. Ambos conjuntos se iban cargando de tarjetas en los últimos minutos del duelo parando los rápidos ataques rivales. Incluso hubo una tarjeta roja para un miembro del cuerpo técnico del RC Deportivo. Mientras tanto, en el terreno de juego, Willy gozó de la ocasión más clara de la segunda mitad para el Córdoba CF, con un cabezazo en el punto de penalti sin oposición que se marchó alto. Sin embargo, finalmente, el reparto de puntos sería inevitable y el Córdoba CF mantiene su ventaja con respecto a sus perseguidores una jornada más.

Punto de mérito para un Córdoba CF que visitaba uno de los feudos más complicados de la categoría de bronce. Riazor, con más de 18.000 espectadores en sus gradas, puso todo de su parte para ambientar un duelo entre dos colosos que lo dieron todo para intentar sumar la victoria. Sin embargo, la lucha de fuerzas resultó inocua finalmente y, ante las buenas actuaciones de ambos conjuntos, el reparto de puntos sirve para cerrar un partido de altos vuelos que tendrá su revancha, el próximo año, en El Arcángel.

Etiquetas
stats