Un ‘casting’ más: se busca director deportivo

Jesús León junto a Luis Oliver, ya exdirector deportivo del Córdoba | MADERO CUBERO

Acostumbra a padecer turbulencias. Pero de vez en cuando, cada cierto tiempo, éstas son mayores. Tanto que pasan a ser crisis en toda regla. En una de ellas se encuentra de nuevo, sobre todo después de las últimas decisiones. El Córdoba atraviesa uno de esas etapas complejas a nivel institucional que, además, afectan al plano deportivo. La situación es difícil pues el club tiene un límite salarial reducido a la mínima expresión -3,5 millones de euros- y se halla en situación de bloqueo para realizar fichajes. Este hecho ya es suficiente para elevar la inquietud tanto en la zona noble de El Arcángel como entre la afición. Y también en el cuerpo técnico y la plantilla. Sin embargo, otro genera una convulsión más fuerte todavía en la entidad califal y éste no es otro que la destitución de Luis Oliver como director general deportivo. Circunstancia ésta que es ahora la principal preocupación del presidente, Jesús León, que desde el viernes trata de cubrir la vacante en dicho cargo.

De repente, un casting más se desarrolla en El Arcángel. Después del realizado para encontrar sustituto a José Ramón Sandoval, comienza en este caso el destinado a elegir al máximo responsable deportivo. Al encargado de solucionar los problemas y acto seguido confeccionar la plantilla. Varios son los nombres que tiene anotados en su agenda Jesús León, pero dos sobresalen y aparecen como primeras opciones. Uno es el de Pedro Cordero, buen conocedor de la casa blanquiverde tras su paso por la misma entre 2013 y 2015. Entonces el club pertenecía a Carlos González, que asumía también la presidencia. El otro es el de Toni Cruz, que hasta el pasado mes de mayo fuera director deportivo de la Unión Deportiva Las Palmas y cuyo nombre aportó el digital Cordobadeporte.com durante la tarde del viernes.

La sucesión de acontecimientos arrancó con el anuncio del despido de Luis Oliver -que se marcha con su equipo- por parte de Jesús León. "El club necesita un cambio de aires en la parcela deportiva", expresó el rector blanquiverde para justificar esta medida. Al tiempo, indicaba que el sustituto del navarro tendría que ser "una persona que conozca el mercado y la categoría". El presidente del Córdoba aseguró además que existían negociaciones avanzadas con alguno de los candidatos. Fue después de unas horas cuando surgió el nombre de Pedro Cordero, que precisamente también al mediodía -la rueda de prensa del mandatario de la entidad califal fue a las 10:00- se desvinculaba del Lorca Deportiva. En el conjunto murciano desempeñó su labor las dos últimas temporadas, la 2017-18 finalizada con el descenso a Segunda B.

Se postulaba el cartagenero para regresar a El Arcángel, pero la suya no era la única opción que mantenía abierta Jesús León. Por cierto, el presidente comentó que era posible el anuncio de la contratación del nuevo director deportivo en horas posteriores a su comparecencia ante los medios. Pero finalmente no se produjo. Por el contrario, aparecía una alternativa importante a Cordero. Ésta era, y es, la del canario Toni Cruz, que desempeñó el cargo para el que ahora suena en Córdoba durante siete campañas en la Unión Deportiva Las Palmas. Él cumple, como en el caso del exblanquiverde, los requisitos impuestos por el rector de la entidad. Es decir, conoce el mercado y también la categoría. Con él como encargado de confeccionar la plantilla el cuadro amarillo logró su ascenso a Primera el curso 2014-15 y mantuvo su rol en la élite hasta el anterior. La floja trayectoria del equipo del Insular provocó su salida, de modos no muy buenos por otro lado.

El panorama es comprometido para el Córdoba, motivo por el que Jesús León espera cerrar la contratación del nuevo director deportivo lo antes posible. Si no tuvo lugar el viernes quizá sí lo haga este sábado. En ello está el presidente del club califal, que busca a la persona adecuada para salvar la situación. El elegido debe conseguir en primer lugar capacidad para fichar: esto es obtener recursos económicos por medio de movimientos en la plantilla -mientras la entidad procura ingresos en otros apartados-. O lo que es lo mismo, necesita atender ofertas de traspaso o reducir fichas altas. Si da con la tecla en este sentido, después le queda al escogido en el casting una tarea no menos complicada: acertar con las incorporaciones para confeccionar un equipo que pueda alcanzar sin apuros la permanencia en Segunda A. Porque éste es, se quiera o no, el objetivo actual de los blanquiverdes.

Etiquetas
stats