Buena imagen, resultado insuficiente

Córdoba-Málaga (1-1) en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Evoluciona, pero no tanto como deseara. Si bien mejora en cuanto juego, continúa sin sumar de tres. El conjunto blanquiverde cierra uno de sus más difíciles encuentros con una buena imagen sobre el verde, de tal forma que acariciara la victoria ante el Málaga en El Arcángel. Pero de nuevo termina sin festejar debido a su fragilidad, puntual en esta ocasión, en defensa. Al conjunto blanquiverde se le escapan otros dos puntos al encajar un tanto en el tiempo de añadido ante los blanquiazules, que marcan el debut de Rafa Navarro en el banquillo. El técnico califal consigue que el equipo recupere sensaciones positivas en su estreno, que sin embargo completa con un resultado del todo insuficiente para la lucha por lograr la salvación. El entrenador tiene al menos un primer partido más favorable que dos de sus tres últimos predecesores.

Aunque manera muy leve avanzó el Córdoba en su juego. Lo hizo en un duelo de gran complejidad. Recibía el conjunto blanquiverde a uno de los rivales a batir este curso. El Málaga está hecho para ascender a Primera y por ese objetivo mantiene su pelea. Pero en El Arcángel no le fue sencillo puntuar. Cierto es que el cuadro de la capital de la Costa del Sol dominó en lo que a posesión de balón se refiere a nivel global: al final del partido contó con un 59,5% de control de la pelota por el 40,5% de su adversario. También remató muchas más veces: buscó puerta hasta en trece ocasiones por las tres de los califales. Pese a las estadísticas, el equipo de Rafa Navarro supo resistir e incluso se colocó por delante en el tanteador. Un gol de Miguel de las Cuevas bien pudo darle el triunfo.

La batalla se mantuvo en equilibrio hasta que los locales lograron cobrar ventaja. Tras la diana, el Córdoba permaneció firme en su labor defensiva. El trabajo y el acierto fue mayor que en anteriores ocasiones, lo que permitió que el triunfo fuera una mucho más que una opción en un encuentro en el que, probablemente, pocos tenían puestas esperanzas. Lograron evitar los blanquiverdes una remontada que se dio en cuatro de las últimas cinco jornadas, en las que siempre se adelantó. Esta vez repitió el guion en cuanto a al marcador, pero no cedió por mucho que insistiera el Málaga. Hasta que en el minuto 93 N’Diaye devolvió el empate al electrónico. Las tablas fueron un resultado positivo dada la entidad del rival, algo que no ocultó la sensación amarga de perder el triunfo en el último suspiro.

De hecho, el empate ayuda poco a un cuadro califal que continúa penúltimo y a seis puntos de la permanencia. Este último es un dato mínimamente positivo, por otro lado, ya que los blanquiverdes no ven acrecentada su distancia con el Lugo, que marca el límite de la salvación. Con todo, el Córdoba empieza a estar más necesitado de lo debido de triunfos si se mira la clasificación a largo plazo. Por este motivo la buena imagen está ligeramente empañada tras el empate final del Málaga. Eso sí, el equipo parece tomar aliento después de perder de forma clara en Almería. Es el apunte primero que deja el estreno de Rafa Navarro al frente de la plantilla.

Por cierto, el preparador estuvo más cerca que ninguno de los anteriores cuatro que le precedieron de conseguir una victoria en su debut con el Córdoba. En este sentido, mejoró a los dos antecesores más recientes. Con José Ramón Sandoval los califales también rozaron el triunfo, pero en los diez minutos finales de su duelo con el Granada la pasada campaña todo saltó por los aires (1-2). Curro Torres, por su parte, cayó en Lugo en su primer encuentro como entrenador blanquiverde (2-1). Más próximo a la alegría estuvo Jorge Romero, puesto que con él los califales llegaron a vencer por dos tantos al Rayo Vallecano. La historia terminó igual que para Rafa Navarro, dado que los madrileños consiguieron igualar en el tramo decisivo del choque.

Etiquetas
stats