Berrocal, Raillo y la doble cita frustrada en El Bierzo

Jesús Berrocal, sin el balón, en un duelo con la Ponferradina. | LFP
Sendas lesiones impedirán al delantero y al central medirse al Córdoba con la Ponferradina el próximo sábado | El reencuentro se dará, si juegan, con Camille y Seoane

Es norma habitual. No sólo respecto del Córdoba, sino en general. Aunque en el caso del conjunto blanquiverde suele resultar más frecuente. Extraño es el partido en el que no se produzca un reencuentro o, como mínimo, un simple encuentro. El choque del próximo sábado en Ponferrada (Toralín, 20:15) debía deparar varios con el equipo de José Luis Oltra. Dos de ellos mucho más significativos, que sin embargo no tendrán lugar. Porque en la escuadra berciana militan dos cordobeses, los cuales miraban al calendario con cierto deseo especial la llegada del duelo con el cuadro califal. Pero el infortunio no les permitirá pisar el verde y enfrentarse al conjunto de su tierra, en cuyo filial militó uno y en cuyos escalafones inferiores comenzó a formarse el otro. Se trata de Antonio Raillo y Jesús Berrocal, a los que sendas lesiones dejarán fuera de juego este fin de semana. Cuando les tocaba medirse con la escuadra cordobesista.

No cabe duda que el partido del sábado goza de gran interés para los dos equipos, toda vez que se trata de un choque “de urgencias, de obligaciones, de necesidades”. De tal forma lo catalogó José Luis Oltra este jueves, debido a que tanto uno como otro conjunto buscan recuperar una senda de la victoria de la que salieron tiempo atrás. Mucho más lleva sin ganar la Ponferradina, en cuyas filas militan dos futbolistas que sumaban atractivo a la contienda. El primero de ellos acumula su tercera campaña como jugador del cuadro leonés y es una de sus piezas importantes. Sin embargo, el delantero no se podrá enfrentar al Córdoba como consecuencia de una desafortunada lesión. Será imposible, por tanto, un nuevo encuentro con el conjunto blanquiverde, del que no llegó a formar parte más allá de las edades formativas. El ariete comenzó a dar sus primeros pasos en la cantera de la entidad califal, pero en 1999 dio el salto al Espanyol. Después pasaría por el tercer cuadro del Real Madrid antes de iniciar un viaje continuo por el fútbol español. Nunca, a pesar de que su nombre sonó en alguna que otra ocasión, selló su regreso a El Arcángel.

Más especial iba a resultar, sin lugar a dudas, el duelo para el otro cordobés que en la actualidad milita en la Ponferradina. En su caso, abandonó el club califal no muchos años atrás, después de participar en la histórica disputa de fase de ascenso a Segunda B del filial. Fue en la temporada 2012-13, con Pablo Villa al frente del B. Tras ese notable curso, Antonio Raillo puso rumbo al Espanyol -igual que su compañero-. El central fue hombre de peso en el segundo conjunto barcelonés, que confió en él para la primera plantilla el pasado verano. Comenzó como titular y llegó a conocer el Camp Nou en enero, en encuentro de Copa del Rey. Pero en el mercado de invierno le tocó buscar acomodo. Sonó el Córdoba, pero optó por una Ponferradina en la que desde el principio ganó un lugar en el once. Una lesión sufrida justo antes del choque de los bercianos con el Alcorcón (anterior jornada) le mantendrá fuera del terreno de juego por segunda semana consecutiva ante los blanquiverdes. Así, el reencuentro sólo podrá ser posible, si juegan, con Camille y Diego Seoane.

Etiquetas
stats