El Bball, a tres partidos y 7.000 euros del ascenso

Rafa Sanz y la plantilla al comienzo de la Liga | MADERO CUBERO
El club cordobés prepara en un complicado doble frente la Fase Final de León | Sanz trabaja para recuperar al equipo y la directiva busca dinero para sufragar los nuevos gastos

El éxito deportivo de la temporada la superado las previsiones de los más ilusos. El Bball Córdoba está en el Top 16 de la Liga EBA y clasificado para la Fase de Ascenso a la LEB Plata, que afrontará del 20 al 22 de mayo en León. Allí tendrá que jugar tres partidos. Si los gana todos, ascenderá deportivamente de categoría. Si vence en dos, dependerá de las combinaciones. Y si se lleva uno o ninguno, volverá a casa con la certeza -que se valorará con el tiempo- de haber despachado una de las temporadas más increíbles en la historia del baloncesto en Córdoba. Así están las cosas.

"Está claro que no somos los favoritos, pero eso nos da lo mismo. Iremos a competir al mejor nivel que podamos y veremos si eso nos da para ganar", ha declarado Rafa Sanz, que durante los próximos días tratará de ajustar piezas para que su Bball pueda combatir ante escuadras que, esta vez sí, están compuestas con medios que andan a años luz de lo que se maneja en Córdoba. Un dato, nada más que uno: con el dinero que el club cordobés anda pidiendo a través de los medios para poder pagar el viaje, el alojamiento y los menús, alguno de los rivales no tiene ni para cubrir las mensualidades de media temporada de un solo jugador.

Al Bball le aguardan el Agustinos de León -anfitrión de la Fase, con todo lo que eso implica-, el Myrtia murciano -con mucho talento criado a la sombra de un club ACB- y el Albacete Basket, un clásico que lleva tres años intentando dar el salto de la categoría. El conjunto manchego quedó campeón de su grupo tras protagonizar en la penúltima jornada una hazaña que se hizo viral: iba perdiendo por 82-87 a falta de 46 segundos y su jugador Garrett Nevels hizo tres triples seguidos, el último sobre la bocina. El Albacete ganó el título (91-88) y el Villarrobledo descendió de categoría. En el banquillo del perdedor estaba Manuel Jiménez Junior, entrenador del Bball en las dos últimas temporadas. Alguno de sus ex jugadores podría vengarle.

Para Sanz será fundamental tener a Cheick Sekou Conde a un nivel muy superior al que el guineano ha exhibido en la Final Four de Plasencia, donde se ha mostrado muy lejos de la imagen que mostró en la fase regular. Una lesión de tobillo le ha lastrado y su recuperación ha sido lenta, aunque en el club confían en que su papel sea más productivo en León. Para todo el grupo será una experiencia importante, sobre todo para los canteranos. El Bball acude sin urgencias, pero con otro tipo de presión distinta: se trata de una oportunidad única para unos jugadores que después de esta temporada serán muy distintos a los que la empezaron.

En lo económico, el club sigue su particular batalla. Los gastos no previstos de las fases de ascenso han desequilibrado las cuentas y la directiva que preside Francisco Gutiérrez ha optado por pedir el dinero a los aficionados, en una campaña de crowfunding a través de las redes sociales y los medios de comunicación. También están haciendo sorteos, vendiendo pulseras y llaveros... Y, obviamente, pulsando empresas dispuestas a echar un cable. El club ha expuesto públicamente, desglosando las partidas (desde el viaje hasta el alojamiento y comida, pasando por los alquileres de pista y remuneración de técnicos y jugadores), una partida extra de 8.540 euros. A Plasencia se desplazaron en coches particulares y durmieron en un albergue. Se contuvieron los gastos. A León habrá que ir en autobús (950 euros, según el presupuesto del club), hospedarse tres días (570 euros) y comer (1.178 euros para 19 personas). Además, están los gastos de un mes extra (sueldos, alquiler de piso, desplazamientos, tasas por entrenamientos...) que se van a casi 4.500 euros. Hasta el momento se han recaudado 1.164 a través de donaciones de particulares.

Etiquetas
stats