Bambock y Montelongo, en un limbo

Montelongo, con Oliver, en su presentación como jugador del Córdoba | LARREA

“Bambock y Montelongo tendrán sitio”. Así de contundente se mostró Luis Oliver, director general deportivo del Córdoba, acerca de la situación de los dos futbolistas el pasado 19 de junio. Entonces, durante la presentación del nuevo entrenador del filial, Juan Marrero, el navarro respondió a diversas cuestiones sobre el primer equipo. Entre ellas estaba la realidad del franco camerunés y del uruguayo, que en el segundo tramo de la última campaña no pudieron jugar tras llegar en el mercado de invierno. La negativa de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) a la inscripción de ambos al verse superado el límite salarial del club les dejó en un limbo del que parecen salir, pues están incluidos en la lista de los reconocimientos médicos del cuadro califal. Sin embargo, no es oficial su continuidad -ni está asegurada en principio-. El futuro que sí parece aclararse, por otro lado, es el de Jaime Romero, también citado para el inicio de la pretemporada.

Por partes, el asunto es más nítido ahora en relación a Bambock y Montelongo. Eran lógicas las dudas existentes en torno a ambos dada su difícil llegada a El Arcángel. Los dos firmaron en enero, pero no pudieron participar con el cuadro califal al superar éste su tope financiero en materia de contrataciones y sueldos. La información en esas fechas era que tanto el pivote como el extremo habían fichado hasta el 30 de junio, y en el caso del primero con una opción para la temporada venidera. Pero su ausencia efectiva en el campo abría la puerta al franco camerunés y al uruguayo, por mucho que Luis Oliver mostrara tan grande seguridad en que iban a continuar. Una certeza que no lo fue tanto el pasado miércoles durante la presentación de Francisco como técnico del Córdoba. “Ahora lo vamos a estudiar”, apuntó sin más.

La incertidumbre para los dos futbolistas era creciente, aun cuando Bambock parecía tener asegurada su continuidad en el plantel. Pues bien, justo cuando el equipo va a arrancar su pretemporada este aspecto encuentra resolución. Los dos están citados para realizar los correspondientes reconocimientos médicos el lunes, lo cual indica que tienen contrato con el conjunto blanquiverde. Aun así, siguen en un limbo. No en vano, el club no ha notificado de manera oficial que el franco camerunés y el uruguayo sean a todos los efectos jugadores del Córdoba. De haber renovación, no ha existido ningún tipo de comunicación; de tener vinculación con anterioridad, no se ha informado del modo conveniente. Además, resta por saber también si, con pertenencia a la entidad dada por hecho, la intención de la dirección general deportiva y del propio Francisco es contar con ellos o no.

Diferente es la situación de Jaime Romero, que definitivamente parece conseguir una segunda oportunidad en el cuadro califal. Esta opción aparecía como más factible tras la contratación del nuevo entrenador, que ya le otorgó confianza y minutos en el Lugo la pasada campaña. El manchego salió cedido en enero, tras abonar el Córdoba en verano 500.000 euros al Osasuna por sus servicios, y su destino fue el Ángel Carro. Allí obtuvo un rol importante de la mano de Francisco, que ahora puede ser su valedor en el Córdoba, con el que tiene contrato hasta 2020. De entrada va a estar presente en el hospital de San Juan de Dios y en el comienzo de la pretemporada blanquiverde. De esta forma se cumple, al menos por ahora, lo que ya afirmó Luis Oliver también en la presentación de Juan Marrero, tras hablar de Bambock y Montelongo. “Jaime hay que valorarlo. Es jugador del primer equipo y tiene que venir. Con Jona intentaremos una cesión”, aseveró. Y así es, el hispano hondureño salió a préstamo y el extremo tiene su segunda oportunidad.

Etiquetas
stats