Lucía Vacas sella su continuidad en el Adesal

Lucía Vacas, en un partido del Adesal en La Fuensanta

Transcurrido el período de aceptación, abre su nueva etapa. A pesar de que continúa pendiente de posibles renuncias que le permitan recuperar la categoría perdida, el club quiere aprovechar al máximo el tiempo de cara a la próxima temporada. En principio, va a competir en División de Honor Plata tras su descenso deportivo. Sea como fuere, el Adesal comienza su trabajo de cara a la campaña 2020-21. Más en concreto inicia la configuración de su plantilla, lo que hace con la renovación de Lucía Vacas. Porque la canterana es la primera en sellar su continuidad en la entidad de La Fuensanta, tal y como informa la misma a través de un comunicado.

El conjunto cordobés ha anunciado este lunes, en efecto, que “la dirección deportiva ha llegado a un acuerdo con la primera línea Lucía Vacas para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada militará en la División de Honor Plata femenina”. La idea del club, como queda claro, es mantener los pies en el suelo en referencia a las opciones que pueda haber de regresar inmediatamente a Guerreras Iberdrola por una decisión institucional de algún otro equipo. De vuelta a la protagonista en este caso, la canterana afronta su cuarta campaña como jugadora del conjunto sénior del Adesal, lo que sucede tras finalizar el curso 2020-21 como una de las revelaciones de la máxima categoría: incluso fue nominada en alguna ocasión para MVP de la jornada.

Acerca de la renovación de la primera línea, el club ha resaltado en su nota que es “sin duda, un primer paso importante a la hora de armar el proyecto” de la 2021-22. Lucía Vacas (Córdoba, 2000) “entró en edad alevín a las escuelas municipales y lideró al equipo que en dos ocasiones participó en las fases finales de los campeonatos de España infantil y juvenil”, ha recordado la entidad presidida por Paco Castillo. De esta forma, el Adesal echa a andar tras un cruel desenlace de temporada, en que sufrió su descenso de categoría en el último suspiro, con un empate y por el average particular con el Morvedre -equipo que finalmente se salvó-.

Curiosamente fue Lucía Vacas quien se convirtió involuntariamente en protagonista del último encuentro del cuadro cordobés. De sus manos salió un lanzamiento postrero que pudo significar la permanencia. Su disparo a dos segundos de la conclusión del choque en la cancha del Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife terminó en la madera y el empate definitivo supuso la pérdida de división. El destino fue malévolo con ella más si cabe pues no hacía justicia ese infortunio a su gran rendimiento. Pero agua pasada no mueve molino y la canterana se muestra muy ilusionada con su continuidad en el club. “Espero que se haga un gran proyecto para la próxima temporada, ya que creo que hay Adesal para rato y confío en que vuelva a estar en el lugar que nos merecemos”, ha afirmado tras su renovación.

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2021 - 10:49 h
stats