Balones (y cabezas) al suelo

Juli y Domínguez | LOF

Después del inicio de año (y el final del anterior), de las transformaciones internas (cambio de presidente y de entrenador) y de la comprobación, en carne propia, de los efectos de la competición en Segunda División, parece procedente hacer un ejercicio de sensatez y, como dicen los futboleros, echar el balón al suelo. Y, de paso, bajar la mirada y ponerla al frente para fijar objetivos. Seguramente habrá metas que marque la historia del club -la reciente- y, como resaltan sus rectores, “cada temporada que el Córdoba esté en Segunda es un fracaso”. Ante esa tesitura, imagínense lo que sería perder esa categoría. La situación no es dramática, pero sí alarmante.

Tan cierto es que que el Córdoba podría engancharse a los puestos de play off -lo del ascenso directo es ya utópico- como que una mala racha puede llevarle a enfangarse en la tabla. A día de hoy, los acontecimientos hacen que incluso los más optimistas sientan un incómodo ramalazo de temor a la vista de la dinámica del grupo. La derrota en Tenerife (2-0), de nuevo con errores clamorosos, ha puesto a los de Luis Miguel Carrión en una encrucijada. El domingo vuelven a El Arcángel para cruzarse con un adversario directo, el UCAM Murcia, que marca el límite con los puestos de descenso. Así están las cosas.

“Toca hablar poco, trabajar más y ser conscientes de que esta semana sera larga, pero hay que estar preparados para el domingo”, dijo en su cuenta de Twitter el punta Juli, uno de los elementos más respetados por el vestuario y por la afición. Más allá de actuaciones más o menos acertadas, el compromiso de este veterano de 35 años y la potencia de su discurso se han dejado sentir tanto en los momentos de pujanza como ahora, cuando el rumbo se ha torcido.

https://twitter.com/JuliCV7/status/823117850181242880

Con sólo un punto cosechado de los últimos nueve posibles -el empate casero ante el Rayo- y ningún gol firmado en ese periodo, el Córdoba aborda la semana con una presión añadida que tendrá que gestionar del mejor modo posible. Este lunes volverá el grupo a la Ciudad Deportiva para realizar una sesión a puerta abierta. En el horizonte esta un partido ante el UCAM Murcia que sigue situado en la zona de descenso, pero que con una derrota en las cuatro últimas jornadas -ante el intratable líder Levante- y con el cambio de entrenador -llegó Francisco- ha experimentado una reacción. Su victoria este fin de semana ante el Real Zaragoza (1-0) le ha servido para alimentar sus esperanzas de salir del pozo y, de paso, comprimir mucho más la parte baja de la clasificación. El hasta hace poco desahuciado Nástic de Tarragona sigue colista, pero ganó en Lugo (2-3) y ya está a sólo tres puntos de la salvación. Una jungla en toda regla. Y en Córdoba, ahora mismo, está metido de lleno en este fregado.

Etiquetas
stats