La retirada de una leyenda: Felipe Reyes deja las canchas

Felipe Reyes, en un partido con el Real Madrid

Todo en la vida tiene un principio y un final. Para cualquiera y en el ámbito que sea. No existe excepción. Incluso los grandes astros del deporte, mucho más allá del fútbol -porque hay vida más allá-, también que decir adiós un día, más tarde o temprano. Sí es cierto que sus despedidas son las más relevantes, incluso a nivel internacional. Es lo que ocurre precisamente con una las figuras principales de Córdoba. Y no sólo de la actualidad sino de todos los tiempos. La hora de la despedida llega para Felipe Reyes, más que un jugador de primerísimo nivel, toda una leyenda del baloncesto español. Porque el hasta ahora pívot del Real Madrid deja las canchas y cierra un trayectoria de 23 años plagada de éxitos e hitos.

Aunque no es oficial, su retirada era un secreto a voces desde hace alguna semana. A mediodía de este miércoles diversos medios nacionales han adelantado ya el anuncio, que en teoría debe producirse entre la tarde y el jueves. Para el día venidero parece va a haber un acto por parte del Real Madrid a la altura de la carrera del cordobés, o así al menos lo ha indicado el diario Marca en su edición digital. El caso es que Felipe Reyes ha decidido abandonar la competición después de disputar el 20 de abril, dentro del play off de Euroliga y ante el Anadolu Efes, su último partido. La intención ahora, según el mencionado periódico deportivo, es que el legendario jugador continué en el club blanco en tareas de embajador.

Felipe Reyes Cabanás (Córdoba, 1980) es hermano menor del también inolvidable Alfonso Reyes. Formado en el Instituto Ramiro de Maeztu, y esto es en la cantera del Estudiantes, jugó sus primeros encuentros de categoría sénior en 1998. Entonces tuvo ocasión de debutar con dicha entidad. Fue en 2004 cuando el Real Madrid llamó a su puerta, que cruzó para no volver a hacerlo jamás. Desde ese momento formó parte del club blanco, en el que poco a poco se erigió en referente. Se despide, de hecho, tras 17 años en la entidad, con la que conquistó hasta 22 títulos. A estos, toca añadir una Copa en su etapa colegial. Dos Euroligas, una EuroCup, una Intercontinental, siete ligas, cinco copas y seis supercopas. Ahí es nada.

Tampoco es menos prolífico en su papel como jugador de la selección española, en la que se encuentra entre los tres jugadores con más partidos. Felipe Reyes acumuló la friolera de 236. Quizá su logro más recordado con España fue el oro conquistado en el Mundial de 2006, pero no aquella no fue ni la primera ni la última medalla como una de las piezas claves del combinado nacional. Ya con anterioridad, se hizo con un Mundial y un Europeo en categoría júnior, ocurrió en 1998 y 1999. Después, con la absoluta se colgó otros tres euros, todos ellos en el Eurobasket, en las ediciones de 2009, 2011 y 2015. También consiguió cuatro platas, dos en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012 y otros dos, en el Eurobasket de 2003 y 2007. Un bronce en el torneo europeo de 2001 y otra tercera presea en los Juegos Olímpicos de Ríos de Janeiro 2016 completan su admirable palmarés.

Por cierto, Felipe Reyes abandona el baloncesto después de alcanzar un registro único en la máxima categoría española. No en vano, el cordobés tiene en su hoja de servicios hasta 824 partidos en ACB, lo que supone un récord histórico. A ellos se pueden sumar muchos otros como los 357 saldados en Euroliga. En total, son más de 1.500 encuentros los disputados en su carrera, que es, sin género de duda, una de las más brillantes y míticas del baloncesto español.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2021 - 15:31 h
stats