AX Puente Genil: Cómo sobrevivir con arte en la Asobal

Plantilla del AX Puente Genil. FOTO: www.clubbalonmanopuentegenil.es
El conjunto pontanés se estrena en la máxima categoría con un proyecto austero y unos planes trazados con sensatez

Tienen una buena ventaja. Saben dónde se han metido. No les coge de sorpresa la situación, tirando a caótica, que se vive en un balonmano español zarandeado por la crisis. Si el asunto va mal en España, en Andalucía el panorama se recrucede. Algeciras, Almería, Antequera, Pozoblanco o Palma del Río ya vivieron días dorados que concluyeron con un rosario de padecimientos. En algunos casos, con la desaparición. El testigo lo recoge el Ángel Ximénez de Puente Genil, estandarte del sur en la Asobal. No quiere que le ocurra lo que a otros y está poniendo todos los medios a su alcance para dotar de estabilidad a su proyecto. Se trata de sobrevivir con arte en un campeonato profesional que, en cierto modo, no lo parece. Solamente las hazañas de la selección nacional y los paseos militares del Barcelona ponen el brillo en un escenario donde se representan muchos dramas. Puente Genil, una localidad de unos 30.000 habitantes, ha entrado por la puerta grande a la máxima división del país. Este sábado empieza a competir. Lo hará en Valladolid, ante el Cuatro Rayas, anfitrión en el pabellón Huerta del Rey.

En balonmano pasa como en el fútbol, pero aún más drástico. Si la Liga es cosa de dos, la Asobal es cosa de uno. Nadie duda de que el Barcelona. Falta ponerle la fecha y comprobar si hay alguien, como La Rioja, que ponga en algún aprieto al coloso azulgrana. La disolución del Atlético de Madrid -heredero del multicampeón Ciudad Real- pone aún más en bandeja el éxito para los catalanes. El Ángel Ximénez está en otra liga, en la del resto. Lo primero es alejarse lo máximo posible de los últimos puestos y después, al final, asestar varios golpes directos que permitan dar el salto en la tabla. Para eso, el técnico Antonio Ortiz sabe que necesitará un paso adelante de todos. Ya tuvo que lidiar retos duros en su anterior experiencia en Asobal,con el Antequera, que se arruinó sobre la marcha y vio cómo los mejores jugadores se marchaban. Ahora eso no va a suceder. Los sueldos están ajustados. El presupuesto, estudiado al milímetro. Con el sueldo de un jugador del Barcelona se puede

Durante la pretemporada, el grupo ha estado concentrado unos días en el Centro de Alto Rendimiento de La Cartuja en Sevilla. Luego disputó siete amistosos dejando sensaciones de todo tipo. Le costó ganar la Copa Andalucía ante el Pozoblanco, en el Municipal Juan Sepúlveda de la localidad vallesana, pero también ofreció destellos de calidad ante el Antequera o el Ars de Palma del Río. Ahora la situación es más compleja. Ya se juega con fuego real. Y cada partido vale oro.

En el Pabellón Miguel Salas aguardan sensaciones fuertes. El hecho de que la mayoría de los jugadores residan en Puente Genil acentuará la identificación con una afición entendida, que sigue a un club que se fundó en los años setenta y que desde entonces ha competido en categorías regionales y nacionales de segundo nivel. Hasta que llegó el milagro de Artaleku, donde el AX Puente Genil llegó como cenicienta y acabó coronado como reina de la fiesta. Antonio Ortiz, que fue director de la cantera pontana, retoma su puesto en el banquillo con una deuda pendiente.

También va a vivir sensaciones muy personales el principal benefactor del club, Mariano Jiménez. El equipo lleva el nombre de su hijo Ángel, que falleció en un desgraciado accidente de tráfico cuando era una promesa en las divisiones de base del club. Cuando el AX Puente Genil conquistó el ascenso, todos miraron al cielo acordándose de Ángel. Con el Ayuntamiento y un buen número de empresas locales sumándose al proyecto pontano, las previsiones son optimistas. La permanencia es posible, con lo que ya marcarían un hito. Sus vecinos provinciales, el Pozoblanco y el Palma del Río, sólo duraron un curso en la Asobal.

La plantilla se reforzó con seis fichajes. El lateral derecho eslovaco Stanislav Demovic, que llega procedente del BM Huesca, y el extremo zurdo alicantino Jorge Sánchez, que jugó en el HTV Hemer alemán, fueron los últimos en llegar a un grupo al que antes se habían incorporado los malagueños Soto y Moya, el manchego Pedro Fuentes y el portero catalán Dani Arguillas.

Enlace a la plantilla completa

El entrenador: Antonio Ortiz, de la casa. Después de la despedida de Javi Elvira por razones laborales, el mando lo ha tomado el malagueño Antonio Ortiz, un especialista en balonmano de base con experiencia en la élite. En el Antequera dirigió todas las divisiones hasta llegar a la Asobal. Ahora repite el reto al frente de un Puente Genil que confía en su habilidad para extraer lo mejor de una formación heterogénea, donde se combinan talentos jóvenes con veteranos de sólida reputación.

El objetivo: Seguir en la Asobal. La Liga será del Barcelona. Los demás, a buscarse la vida. El Puente Genil debe hacerse fuerte en el pabellón Miguel Salas, donde debe consolidar su permanencia ante rivales directos. Al final del campeonato, con los objetivos cumplidos y viendo la situación de cada cual -los posibles deterioros de plantillas por razones económicas-, el plan es dar algún golpe para abrillantar la clasificación. Ésa es la idea.

Atención a: Demovic, la experiencia. El lateral derecho eslovaco Stanislav Demovic, que llega procedente del BM Huesca, aportará la veteranía de sus 38 años y varios equipos españoles como profesional. Fuerza en defensa y un buen lanzamiento por su altura superior a los dos metros.

Enlace al calendario completo de la temporada 13-14

Etiquetas
stats