La nueva normalidad parece que ya está asentada en la sociedad y el miedo y la angustia han dejado paso a la alegría y a la ilusión de volver a celebrar algo rutinario, pero que se había perdido conforme la pandemia ha ido creciendo. Esta vez, la Nocturna Trotacalles ha vuelto a la capital cordobesa tras dos años de parón obligado por la Covid-19, siendo la carrera celebrada más multitudinaria desde la irrupción de esta enfermedad. Un evento que deja claro que el atletismo en Córdoba sigue teniendo un apoyo masivo, logrando unas cifras altas de inscripciones y dando un color diferente a las calles de la ciudad califal. 

En efecto. Cerca de 3.000 participantes han recorrido el circuito de diez kilómetros de una prueba que ha comenzado pasadas las 21:30. La competición ha partido desde la calle Padre Morales y, entre otros sitios, ha pasado por puntos emblemáticos de la ciudad como Paseo de la Victoria, Cruz Conde, Capitulares, plaza de la Corredera, plaza del Potro, la Mezquita y Puente Romano, volviendo a finalizar en El Fontanar. Un evento que se ha vuelto a celebrar tras dos años de parón y donde los amantes del atletismo popular en Córdoba han podido disfrutar de una competición con mucha solera dentro de este emplazamiento califal.

Así las cosas, en lo que a los ganadores se refiere, Manuel de la Rosa se hizo con el triunfo en la general al completar el circuito de 10.000 metros en en 34:09. En lo más alto del podio le acompañaron Cristóbal García y Miguel Espinosa, con 34:50 y 34:57 respectivamente. Por su parte, la veterana Raquel Hernández hizo lo propio entre las féminas con un tiempo en meta de 40:41, y seguida de Irene Cabrera (45:15) y Lisa Esquivel (46:11).

Etiquetas
Etiquetas
stats