Un amago permanente en Vista Alegre

El estadounidense Kaison Randolph entra a canasta | TONI BLANCO

Parecía que iba a poder, pero no. Estuvo cerca de su adversario en el marcador y a veces se adelantó, pero la ventaja le duraba un suspiro. Encontró la versión más inspirada de su mejor jugador en el tramo final, pero no bastó. Todo fue un gigantesco amago. El Muser Auto Cordobasket metió la pata en el momento más inapropiado. El Alba Utrera, un adversario directo en ese patio de vecinos que es la zona media del grupo de Liga EBA, le propinó una bofetada inesperada. Los sevillanos lo celebraron en la pista como si hubieran ganado un título, con la alegría exagerada que propician los triunfos trascendentes y peleados. El equipo de Jesús Lázaro se sostuvo gracias al de siempre, Kaison Randolph, que sigue engrosando sus estadísticas personales: firmó 31 puntos y 32 de valoración. Un MVP insuficiente para un Muser Auto que tendrá que retocar sus cuentas después de un resultado que descuadra los planes. Tendrá que compensar con alguna hazaña en los encuentros que quedan hasta el final de la fase regular, que ha entrado ya en su periodo caliente.

Arrancó el partido con un 0-5 para el Alba Utrera, que aprovechó acciones de contragolpe para tomar una ventaja que mantuvo hasta mediados del cuarto (4-12) básicamente porque el cuadro local se mostró desatinado en ataque, errando canastas bajo el aro y sin encontrar a Kaison Randolph, sometido a una vigilancia policial por parte de los utreranos. Lázaro buscó algo de cordura en el alocado inicio de su equipo metiendo al capitán Arturo López. Los visitantes, sin embargo, seguían pegando duro (4-16). El estandarte del Cordobasket padeció una jornada aciaga: puso su dedicación de siempre, pero no le entró absolutamente nada. Con una fuerte presión defensiva y rotación permanente, el Muser Auto trató de arreglar la situación y consiguió apretar el marcador al final del primer cuarto con un triple sobre la bocina de Ricky Caballero (20-23). Tras un primer periodo de lo más irregular, el Muser Auto logró una razonable esperanza.

En un trabado segundo periodo, repleto de imprecisiones por ambos bandos, el marcador se mantuvo parejo. El Muser, jugando con el cadete Rafa Santos como base y un Adolfo Vega muy activo, logró su primera ventaja (30-29) en el minuto 17. Tirando de vísceras y trabajando a fondo cada punto, el conjunto cordobés superó a su adversario en el cuarto (16-14), pero se fue al intermedio con desventaja (36-37) después de recibir dos canastas en los últimos segundos. Kaison Randolph, que asumió casi todo el protagonismo en ataque, aportó desde el tiro libre tras recibir un aluvión de faltas -terminó con 12 de 16 en personales- por parte de un Alba Utrera que se aferraba al partido con un buen trabajo colectivo. Los sevillanos tuvieron más amenazas en ataque. Andrés Tejada y Francisco Javier Márquez -terminaron con 20 puntos cada uno- dejaron su impronta.

El escenario fue similar en el retorno a la pista, con Kaison acudiendo a la línea con frecuencia y el Muser tratando de construir desde la defensa una remontada a la que el Utrera se resistía. Los triples de Randolph sostenían a los de Lázaro, que no se encontraban nada cómodos. Un tiro libre de José Antonio Moreno devolvía el mando en el marcador (52-51), pero el intercambio de golpes continuaba sin que se aventurara un desenlace claro. Los de casa volvieron a adjudicarse el triunfo parcial en el tercer periodo (18-17), aunque sin obtener su propósito de voltear un resultado que quedaba en empate a 54.

El Muser contaba con un esfuerzo solidario de todos a la hora de defender, pero echaba de menos una producción ofensiva más variada. Sin Randolph en el quinteto titular en el último tiempo, Lázaro buscó que a alguno de sus hombres se le calentara la mano. No hubo lugar. Tras minuto y medio sin anotación y de nuevo en desventaja (54-57), el técnico recurrió al escolta de Trenton para elevar el tono. El otro extranjero, Tobe Okafor, no estuvo afortunado durante la noche y el Muser Auto lo notó.

A cinco del final, el tanteo seguía equilibrado (60-60) y el Muser no terminaba de verlo claro. Un 0-10 para el Utrera y una defensa en zona convirtieron el final del duelo en un problema para el Muser, que se encontraba con un 60-70 por remontar a 1:30 del final. Solamente habían sumado media docena de puntos a su marcador en ocho minutos y medio. Ya fue misión imposible, aunque en los 90 segundos finales marcara 10. El Alba se mostró inmisericorde desde la línea de tiros libres, desde donde cimentó su resultado: acudió 46 veces para sumar 27 puntos. La derrota deja a los de Jesús Lázaro con su reto de jugar el grupo de ascenso más comprometido, aunque aún no ha dicho su última palabra.

FICHA TÉCNICA

MUSER AUTO CORDOBASKET, 70 (20+16+18+16): Ricky Caballero (8), Unai Friscia, Kaison Randolph (31), José Antonio Moreno (6), Tobe Okafor (10) -cinco inicial-, Rafa Santos, Arturo López, Adolfo Vega (9), José Manuel Gutiérrez (2) y Ángel López (4).

ALBA UTRERA, 79 (23+14+17+25): Alejandro Fierro (2), Andrés Tejada (20), José Ignacio Giráldez (11), Daniel Ruiz (9), Francisco Javier Márquez (20) -cinco inicial-, Daniel Vicente (1), Alejandro García, Rafael Duque, Álvaro García (11), Daniel Román, Adrián Camino y José Miguel Castro.

ÁRBITROS: María Ángeles García y Javier Almansa. Eliminados por cinco personales: Arturo López, Adolfo Vega y José Antonio Moreno, del equipo local, y Daniel Vicente, del visitante.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décimo quinta jornada del Grupo DB de la Liga EBA, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 600 espectadores.

Etiquetas
stats