“La afición del Córdoba no merece sufrir”

Presentación de la VI Copa Covap | TONI BLANCO

Oltra ha vuelto a Córdoba. De visita deportiva, pero no relacionada con el fútbol, sino como padrino de la sexta edición de la Copa Covap. No obstante, el extécnico blanquiverde no ha eludido las preguntas sobre la actual situación del club califa, y afirma que verle así le “hace sufrir”. “Yo a todos los clubes en los que he estado les tengo cariño, los sigo y quiero que les vaya bien. Yo creo que la afición no se merece estar sufriendo, pero bueno, es el fútbol, la categoría. Dos partidos te hacen pensar en cotas más altas, y dos partidos de no ganar te meten en la zona complicada de la clasificación. Todavía queda mucho, pero tiene que mejorar, para no hacernos sufrir a todos los que lo seguimos con cariño”.

Asimismo, sobre el rumor que gira en torno a una posible salida de Juan Merino en caso de derrota, Oltra evita opinar puesto que dice que no está “seguro de si es una información contrastada”, aunque matiza que “en el fútbol me sorprenden pocas cosas. Lo que pasa es que siempre se focaliza todo sobre la misma figura, sobre todo cuando las cosas no van bien. Indudablemente con tres partidos no sé hasta que punto sería lógico, pero también es cierto que los clubes toman decisiones pensando que es lo mejor. A veces se equivocan, a veces aciertan. No me sorprende nada, pero no creo que todo el problema sea del entrenador. De hecho ya se demostró el año pasado que no era solo el entrenador, y por tanto hay que tener tranquilidad, esto es muy largo, y todo el mundo debe remar en la misma dirección”. Además, argumenta que “el fútbol es de los futbolistas, y el que no quiera ver esto es porque no entiende bien esta película. El entrenador aporta en muchas cosas, pero como se suele decir la victoria tiene muchos padres, pero la derrota es huérfana. La derrota solo se focaliza para el entrenador, y en la victoria todo el mundo ha aportado: el club, el director deportivo, la afición, los futbolistas, y el entrenador parece que es el último mono”.

Sobre su nueva etapa en Granada, el preparador destaca que “las dos son ciudades maravillosas. Los dos años que viví aquí en Córdoba, que es una ciudad que me encanta, y Granada me parece fascinante. Los dos sitios respiran fútbol, y tienen aficiones fieles que animan y suman para el equipo. Los clubes son distintos, con idiosincrasias distintas. Los dos los he cogido después de un descenso, pero están estructurados de forma diferente”. Un liderato, el que ahora atesora el conjunto nazarí, del que dice que es “circunstancial. Es anecdótico. A todos nos gusta estar ahí. Creo que somos el octavo líder, y eso habla de lo igualada que está la categoría. Lo difícil no es llegar, es mantenerse”.

Etiquetas
stats