Adrian Bowie, el héroe tranquilo del Bball Córdoba

Adrian Bowie, en el Bball-Sevilla B en Vista Alegre | TONI BLANCO
El estadounidense lidera al equipo en su mejor temporada en la EBA | Termina como mejor base en el quinteto ideal de la FEB

¿Qué hace aquí este tipo? La pregunta lleva tiempo circulando por las canchas de la Liga EBA, en las que Adrian Bowie (Maryland, EEUU, 1989) firmó dos cursos dejando el sello de su talento como líder del Bball. La formación cordobesa ha peleado hasta el último instante de la temporada por entrar en los play offs de ascenso a LEB Plata, un objetivo fuera de alcance desde hace algún tiempo. Justo hasta que llegó Bowie, cuyo impacto en el equipo y en el campeonato ha dado otra dimensión al club de Vista Alegre. “Para nosotros es un lujo y un privilegio contar con un jugador de sus cualidades no sólo deportivas, sino también humanas”, asegura Manuel Jiménez “Junior”, su técnico, que encuentra en este combo guard estadounidense algo más que unas brillantes estadísticas: su compromiso y actitud inspiran a todo el grupo.

El pasado fin de semana se disputó la última jornada de la fase regular. El Bball necesitaba vencer en la pista del CB Por Huelva y esperar un tropiezo del histórico Covirán Granada en la cancha del descendido CB Andújar para colarse en el tercer puesto. Esta última circunstancia no se produjo y los nazaríes vencieron con holgura. El Bball también cumplió su parte: ganó por 78-90 y en el pabellón Andrés Estrada disfrutaron de la última actuación estelar de Adrian Bowie. Se ganó el último MVP de la temporada al alcanzar 39 de valoración en poco más de 26 minutos sobre la pista gracias a sus 24 puntos (con un espectacular 10 de 13 en tiros de campo) y a su trabajo multidisciplinar: 5 rebotes, 5 asistencias, 6 recuperaciones y 7 faltas recibidas. El Bball ha terminado la Liga EBA en la cuarta posición, con un balance final de 19 victorias y 7 derrotas. La mejor clasificación desde su fundación.

Bowie ha cerrado la temporada 2014-15 con unos excelentes promedios en sus 25 partidos jugados: 31.1 minutos, 19.6 puntos, 65.2% tiros de dos, 60.3% tiros de campo, 4.6 rebotes, 3.2 asistencias, 2.7 recuperaciones y 24.2 de valoración. Esas cifras le han permitido terminar incluido en el mejor quinteto de la categoría a nivel nacional, al lado de Jesús Fernández (Granada), Gabriel Díaz (Hospitalet), Pablo Sánchez (Cantbasket) y José María Balmón (Azuqueca). Ha hecho algo más que cumplir.

Ya en su primera campaña en Córdoba, su rendimiento fue brutal: 22.6 puntos, 5 rebotes, 2.4 asistencias, 2.3 recuperaciones, 6.3 faltas recibidas y 23.3 de valoración en 32 minutos de juego en los 21 partidos disputados. Fue el MVP (Jugador Más Valioso) del Grupo D con una valoración de 23’2, encabezando además el ranking de mejor encestador (22’6 puntos). A pesar de los feroces marcajes que recibe, Bowie ofrece en cada partido su perfil más competitivo. Se mueve con inteligencia, conoce el juego y golpea donde le duele al rival. Sin aspavientos y con la espectacularidad de la eficacia.

Bowie afrontó en Córdoba su primera experiencia en España y la tercera europea, pues disputó una liga de verano con el SKS Polpharma polaco en 2011 y perteneció la temporada 12-13 al Hertener Lowen, de la segunda categoría en Alemania (18 puntos, 3’8 rebotes y 2’8 asistencias, con un 53’1% en tiros de 2 y 33% en triples). Formado en la prestigiosa Universidad de Maryland, estuvo cuatro temporadas con los Terrapins en la NCAA I, cerrando su ciclo con medias de 8’8 puntos y 3’5 asistencias. Tras concluir su periplo universitario y después de la liga de verano en Polonia, fue elegido en el draft de la APBL y jugó una campaña sensacional con los Bay Area Shuckers: 28’8 puntos, 5’7 asistencias y 4’5 rebotes le valieron para ser nombrado MVP del campeonato 2011-12 en este torneo profesional estadounidense.

Tras su excepcional campaña 13-14 con el Bball estuvo a punto de fichar por el CB Lucentum, de la LEB Plata. Sin embargo, la operación se frustró. El equipo alicantino no pudo inscribirle como jugador de la plantilla como consecuencia de una sanción arrastrada de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), que hizo que la FEB bloqueara el pase. Bowie se quedó en el limbo profesional y regresó a Estados Unidos. El Bball le tanteó y el jugador dijo que estaba dispuesto a volver. Lo hizo y la escuadra cordobesa pasó automáticamente a convertirse en candidata a los play offs. El campeonato que viene ya se está preparando en las oficinas del Bball, que en buena lógica querrá dar un paso más. Ese paso es jugar los play off de ascenso. ¿Será con Bowie otra vez?

Etiquetas
stats