El Supremo tumba el recurso de Córdoba contra San Sebastián 2016

Abrazo de decepción entre dos voluntarios de Córdoba 2016 en una imagen de archivo. | MADERO CUBERO
El alto tribunal asegura que “la cuestión queda fuera de su ámbito de competencia”

La sala tercera del Tribunal Supremo ha dictado un fallo por el que desestima el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Córdoba contra la designación de San Sebastián como Ciudad Europea de la Cultura para 2016, según ha informado el despacho Mariano Aguayo Abogados.

Así, la sala tercera del Tribunal Supremo considera que los órganos judiciales de España no pueden resolver sobre este recurso porque “la cuestión queda fuera de su ámbito de competencia”. El Tribunal Supremo insiste en que la designación de la Capitalidad es un proceso normativo aprobado por el Parlamento y la Comisión Europea y que el papel del Ministerio de Cultura es la de dar “una cobertura meramente auxiliar” y sin capacidad de decisión.

La sentencia no condena en costas a ninguna de las partes, San Sebastián tendrá que correr con las costas de la anterior resolución. No obstante, Aguayo Abogados asegura que “sufraga los gastos de la defensa y agradece la confianza a todos”.

El Ayuntamiento de Burgos, ciudad que también aspiraba a la capitalidad cultural europea en 2016, impugnó la elección final de San Sebastián por entender que no se cumplían los criterios de valoración fijados en las normas europeas. Esta semana también ha recibido la noticia de que el Supremo rechazaba su litigio.

El origen de la judicialización de la decisión del jurado del 2016 tiene su origen en una denuncia pública del propio alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto. En julio de 2011, el Ayuntamiento recibió un sobre, sin remitente y procedente de Francia, con un sorprendente CD con tres archivos. Uno de los archivos de texto tenía el nombre de ‘cristina-propu1′ y otro ‘cristina-propu2′. En el primero la autora es la usuaria ‘cortega’. El alcalde de Córdoba identificó a esta usuaria con Cristina Ortega Nuere, miembro del jurado internacional. Ortega trabaja, a su vez, para la Consejería de Cultura del Gobierno vasco, algo que se conoció después del veredicto del jurado del 2016. En el segundo, la autora es ‘ylazaro’, identificada por el Ayuntamiento como Yolanda Lázaro, profesora de la Universidad de Deusto.

El primer documento está dirigido a la Universidad de Deusto, entidad colaboradora con el comité que trabajó por San Sebastián 2016, y está fechado en noviembre de 2010. Este documento, escrito en primera persona, recomienda a la Universidad de Deusto cómo se tienen que hacer las cosas para lograr el éxito con una serie de consideraciones. El autor o autora de este texto, que el Ayuntamiento identifica con Cristina Ortega Nuere, habla en primera persona y lo primero que le recomienda a la Universidad de Deusto es que se ponga en contacto con Eva Salaberría, una de las responsables de la candidatura donostiarra. A continuación, propone reuniones de trabajo, programas de colaboración y una estrategia de comunicación “muy innovadora”.

El segundo documento es una tabla Excel en la que se analiza el desarrollo y presentación del dossier de San Sebastián ante el jurado. El tercer documento es un archivo redactado, supuestamente, por Jacqueline Pacaud, responsable europea del programa de la Capitalidad Cultural. El texto, de 11 páginas en inglés, se centra en los requisitos para ser jurado internacional pero varios párrafos aparecen subrayados.

Estas denuncias ya fueron investigadas también por el Ministerio de Cultura, a donde se trasladó toda esta documentación, pero finalmente se acordó que la decisión tomada por el jurado había sido independiente.

Etiquetas
stats