¿Hasta dónde llegaba Medina Azahara? Inician una investigación para comprobarlo

Turistas en Medina Azahara

Medina Azahara, la ciudad brillante, es uno de los yacimientos arqueológicos más fascinantes del mundo. La antigua ciudad palatina que deslumbró al mundo occidental en el siglo X sigue siendo uno de los complejos por descubrir más importantes del planeta. Aunque se han excavado algunos de sus edificios principales, la zona del Alcázar especialmente, se calcula que solo se ha trabajado en el 10% de lo que fue esta enorme ciudad-palacio. De hecho, se sospecha que su extensión llega incluso más allá de las parcelaciones que se construyeron alrededor de la zona expropiada y cercada. Ahora, con este proyecto, se pretende determinar cuán grande fue o no Medina Azahara. Y hasta dónde llegaba.

Felix Arnold, arqueólogo: "Medina Azahara es el único caso donde estudiar cómo funcionaba un estado califal"

Felix Arnold, arqueólogo: "Medina Azahara es el único caso donde estudiar cómo funcionaba un estado califal"

A través de las redes sociales, el propio conjunto arqueológico de Medina Azahara ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto que ya está en su primera fase y en el que se ha implicado de manera especial el equipo de la Universidad de Córdoba Patricia, una iniciativa arqueológica multidisciplinar que persigue unir todos los recursos universitarios en beneficio del conocimiento y el estudio del patrimonio.

Así, en esta primera fase, según detalla el complejo arqueológico, “estamos finalizando, entre otros trabajos, la actualización de la base topográfica de Madinat al-Zahra y el levantamiento fotogramétrico del área de investigación, empleando técnicas innovadoras y respetuosas”. Las prospecciones son, por tanto, geofísicas y buscan determinar con vuelos concretos qué estructuras hay sobre lo no excavado e incluso fuera del perímetro cercado, en busca de la extensión de lo que, ya se sabe, fue una ciudad asombrosa.

Las excavaciones en Medina Azahara son muy antiguas. La zona se conocía como Córdoba La Vieja y fue una cantera de suministro habitual de material para la construcción de inmuebles en la propia ciudad. No es raro ver columnas procedentes de Medina Azahara en históricas casas solariegas. No fue hasta el siglo XIX cuando Velázquez Bosco comenzó a excavar en la zona palaciega de una manera más ordenada, cuando se identificó el yacimiento y cuando la ciencia llegó a la zona. Ya a principios del siglo XX el Estado comenzó a expropiar gran parte de la enorme parcela del actual complejo arqueológico, donde comenzó a trabajar el histórico Félix Hernández.

A día de hoy, las excavaciones han aflorado gran parte del antiguo alcázar de Medina Azahara, la plaza de Armas, una mezquita y algunas estructuras estatales. No obstante, aún queda mucho por descubrir y en lo que trabajar. Antes que sacar el pico y la pala, las nuevas técnicas arqueológicas permiten trabajar sin abrir la superficie, pero usando la ciencia: vuelos de georradar, estudios estratigráficos y métodos no invasivos y mucho menos costosos.

La última excavación en Medina Azahara concluyó en julio del año 2021 a cargo del Instituto Arqueológico Alemán. Los arqueólogos trabajaron en el entorno de la plaza de Armas de Medina Azahara, donde descubrieron nuevos edificios. Además, tienen previsto continuar con la cuarta y última fase de excavación a lo largo de este año 2022.

Etiquetas
stats