La Noche Blanca del Flamenco se vuelve más cordobesa que nunca

De izquierda a derecha Lya, Inmaculada Aguirlar, Juan Miguel Moreno Calderón y Argentina. | FOTO. MADERO CUBERO
El cartel de este año incluye a ‘El Pele’, Raimundo Amador, Marina Heredia, Argentina y Lya

La Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, el evento más singular del mundo del flamenco, llega a su sexto aniversario el próximo 22 de junio con protagonismo de los artistas locales. Este tributo a Córdoba coincide con el año en que se celebra la XX edición del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, conocido como el concurso de concursos, que desde 1956 ha descubierto a las más grandes figuras del flamenco, como Fosforito, Fernanda y Bernarda de Utrera, José Menese o Matilde Coral. Sin olvidar a Merche Esmeralda, Paco de Lucía, Merengue de Córdoba, Paquera de Jerez, Víctor Monge Serranito, El Lebrijano, Manolo Sanlúcar, Juan Habichuela, Mario Maya, El Pele, Paco Peña, José Mercé, Vicente Amigo, Javier Latorre, Antonio el Pipa, entre otros.

Manuel Moreno Maya El Pele abrirá la velada y Lya cerrará la noche, mientras que Cherokee y El Calli, también cordobeses, harán de teloneros de Raimundo Amador. Además, la Noche Blanca del Flamenco presenta dos producciones propias: Aquellos cafés cantantes, a cargo de los alumnos de Conservatorio Profesional de Danza Luis del Río, y Compás de silencio, en la que Juan Carlos Villanueva dirige a un grupo de artistas cordobeses.

Cierran el cartel de Noche Blanca del Flamenco 2013 Raimundo Amador, Marina Heredia, Farah Siraj, Argentina y David Palomar. En resumen, se trata de un programa heterogéneo integrado por once propuestas que busca ampliar horizontes y mostrar todas las posibilidades expresivas del flamenco, pero de manera coherente y sin fusiones artificiales.

El festival aspira a mantener en su sexta edición el nivel de las cinco ediciones anteriores, que ha llegado a reunir a cerca de 300.00 personas en la calle dispuestas a disfrutar de una noche en vela desde las 22.30 hasta las 07.00 o hasta que el cuerpo aguante.

En esa noche mágica, Córdoba se convierte en un gran escenario. Nueve plazas del casco histórico de Córdoba, ciudad Patrimonio de la Humanidad, devolverán los ecos del flamenco: desde la plaza de Las Tendillas al compás de San Francisco, desde el Patio de Los Naranjos a la plaza Jerónimo Páez, desde la plaza del Potro a la plaza de Abades, desde la plaza de La Corredera a la plaza Cardenal Salazar o la plaza del Triunfo, junto al Puente Romano.

Abrirá la noche Manuel Moreno Maya El Pele a las 22.30 en la plaza de Las Tendillas. El Pele, que ha estado un tiempo alejado de los escenarios por motivos de salud, vuelve en estado puro con el espectáculo Peleando… y punto. En su montaje contará con la colaboración del violinista Ara Malikian, además de Lin y Nani Cortés, la cantaora Macarena de la Torre, las guitarras de Manuel Silveria y Antonio de Patrocinio y Raquel Jurado, al baile.

Raimundo Amador se apropiará de La Corredera a partir de las 01.00 horas. Presenta un espectáculo con banda eléctrica, que incluye bajo, batería, percusión, guitarras flamencas y guitarra eléctrica. El repertorio hará un repaso por toda la trayectoria del artista, desde temas antiguos a algunos temas del disco nuevo y otros de Pata Negra. Anteriormente, a partir de las 23.00, el cantaor El Calli y, después, el dúo Cherokee, ambos cordobeses, harán de teloneros del guitarrista flamenco con más blues.

Este año se recupera el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba como escenario inigualable para el arte flamenco. La cantaora granaína Marina Heredia tendrá el privilegio de presentar aquí, a partir de las 00.30, su trabajo A mi tempo, un espectáculo que presenta una prospectiva de la relación tempo-tiempo, a través de una selección de temas y cantaores que marcaron un tempo en el flamenco y acercan al presente el tiempo pasado.

A la misma hora, los alumnos de Conservatorio Profesional de Danza Luis del Río representarán en el Compás de San Francisco Aquellos cafés cantantes. El espectáculo quiere rendir homenaje a este tipo de locales de ocio donde, desde mediados del siglo XIX, se ofrecen espectáculos variados y bebidas. Estos cafés supusieron un cambio fundamental en el concepto del flamenco, que pasó del ámbito estrictamente privado a su representación para David Palomar pondrá en escena Gaditanía en la plaza del Potro a partir de las 1.30. Un espectáculo lleno de energía y puro compás donde hay una recopilación de sus dos trabajos anteriores, Trimilenaria y La Viña Cantón Independiente, además de un compromiso con los cantes de Cádiz ya en desuso, como el Pregón y el Fandango de Macandé, Malagueña de

Por su parte, la artista jordana Farah Siraj, conocida como la Nora Jones de Oriente Medio, traerá a la plaza de Abades, hacia las 2.30, su repertorio de flamenco jazz árabe basado en composiciones originales y también en temas inspirados en la tradición de los países mediterráneos. Una producción de Casa Árabe que propone un viaje intercultural donde se mezclan estilos musicales de todos los rincones del planeta, incluyendo música de Oriente Medio, flamenco fusión, jazz y bossa nova, con letras en español, árabe e inglés.

Ya a las 3.30, Argentina nos llevará de Viaje por el cante en la plaza Jerónimo Páez. Se trata de la tercera entrega discográfica de la cantaora onubense, que con su primer trabajo, en2006, obtuvo el Premio de la Crítica al Mejor disco de Cante Revelación.

La noche continuará con el espectáculo Compás de silencio, una producción propia de la Noche Blanca del Flamenco que se representará en la plaza del Cardenal Salazar a las 4.30. Bajo la composición y dirección musical de Gabriel Expósito y Juan Carlos Villanueva en la dramaturgia y dirección de escena, un grupo de artistas cordobeses como el cantaor David Pino o la bailaora Lola Pérez, se presenta un montaje lleno de fuerza y dramatismo partiendo de la trágica historia de tres mujeres cuya vida está marcada por el dolor y los textos en los que se apoya toda esta amalgama trágica y que han sido adaptados a los distintos palos del cante, son adaptaciones de Quevedo, Lope de Vega, Alfonsina Storni, Gabriela Mistral y Sor Juan Inés de la Cruz.

Para terminar la noche con buen sabor de boca, la cordobesa Lya presenta el espectáculo Lunares al son en la plaza del Triunfo, junto al río Guadalquivir. Una producción especial para el cierre de la sexta Noche Blanca del Flamenco que apuesta por la fusión entre el son y el flamenco bajo la dirección artística del productor cordobés Manuel Gutiérrez y con la colaboración de artistas cordobeses y cubanos afincados en la ciudad.

A la programación oficial de la Noche Blanca del Flamenco se une una programación paralela que, ya desde el jueves 20 de junio, será el complemento perfecto de esta particular noche.

Etiquetas
stats