'La patria de los suicidas', la novela policíaca ambientada entre olivos cordobeses

Vista del castillo y el pueblo de Iznájar, entre campos de olivos.

"En Iznájar (Córdoba), parece que el calor fuera a asfixiarte, que los olivos se extendieran hasta el infinito en ordenadas hileras y que a los lugareños les cobraran por cada palabra que pronuncian. De eso se da cuenta Ernesto Pitana nada más llegar a su nuevo destino como sargento de la Guardia Civil. Pero lo que aún no sabe es que en la comarca se triplica la tasa de suicidios del resto de España, ni que en el pueblo hay ya esperándole un nuevo caso de ahorcamiento. Tampoco imagina hasta qué punto se complicarán las cosas cuando la viuda encuentre entre los papeles del difunto una misteriosa instantánea en la que aparecen cinco adolescentes, entre ellos su marido".

Con esta sipnosis dibuja la editorial Siruela uno de sus títulos publicados este año, La patria de los suicidas, novela policíaca que tiene en la localidad cordobesa de Iznájar su ambientación, donde transcurre un thriller que surge a partir de la estadística que describían crónicas de hace años y que situaba en un triángulo de territorio entre las provincias de Córdoba y Jaén la zona con más suicidios del país. El autor del libro, el logroñés Pascual Martínez, cuenta a Cordópolis que hace unos años dio con una antigua noticia sobre este hecho y se puso a investigar.

"Me llamó la atención, busqué información sobre el tema y descubrí que era cierto". También comprobó que, sobre el asunto de los suicidios en esta zona de Córdoba "había poco escrito, algún ensayo, pero no encontré ninguna novela. Y, desde luego, se presta a ello. Es un terreno abonado", dice. Así que, sobre ello, retomó su "su gusto por escribir" y en 2020 surgió La patria de los suicidas, publicada un año después.

Esta es su segunda novela y la acción transcurre en agosto de 2007, en Iznájar. "En ese año -recuerda-, fue cuando allí se abrió un cuartel de la Guardia Civil" y a ello adaptó el personaje principal de la novela, el sargento Ernesto Pitana, trasladado de Madrid y que acaba en el destacamento de Iznájar, en plena comarca de la Subbética cordobesa.

"Es un hombre que, nada más llegar, se encuentra con un ahorcamiento, de una persona que acababa de bautizar a su hijo hacía 15 días", relata sobre el inicio de la narración que lleva al lector a sumergirse en la investigación de los hechos, entre los olivos de la comarca.

Ahí transcurre la acción en esta novela policíaca, con el sargento Pitana de protagonista, y con la participación de la cabo Montero y la psicóloga Lara Campos. Todos, intentarán desentrañar qué se esconde tras los sucesos acaecidos y en una misteriosa fotografía hallada tras el suicidio que investigan, "hecha a partes iguales de silencio y de secretos, en ese paisaje centenario, reseco y magnético, en esa patria de los suicidas"que retrata el libro.

Etiquetas
Publicado el
17 de agosto de 2021 - 06:00 h