El Gobierno, “preocupado” por el rumbo de San Sebastián 2016

Odón Elorza, cuando presentó Donosti 2016 en Córdoba, siendo alcalde. | MADERO CUBERO
El secretario de Estado de Cultura asegura ante el Congreso la “falta de profesionalidad” y “transparencia” del proyecto de Capitalidad Cultural

“San Sebastián no se merece lo que está pasando”. El secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, compareció ayer en el Congreso de los Diputados para transmitir la “preocupación” del Gobierno ante todo lo que está ocurriendo en torno a San Sebastián 2016, después de las dimisiones producidas en el patronato de la Fundación que tiene que llevar a buen puerto la Ciudad Cultural Europea con la que compitió Córdoba dentro de dos años.

Lassalle, en respuesta a una pregunta del diputado socialista Odón Elorza, ha mostrado su preocupación por la “falta de profesionalidad”, “transparencia” y “lealtad institucional” del equipo directivo del Patronato de la Fundación, que ha asegurado que pasa por “un momento crítico”. El secretario de Estado ha demandado que se corrija “la falta de profesionalidad del personal directivo fruto del enfoque localista del proyecto”, así como “el desequilibrio en la composición de la fundación”.

También ha detallado cómo desde el mes de enero pasado el Ministerio de Cultura lleva pidiendo al patronato de Donosti 2016 la creación de una comisión para estudiar medidas de incentivos fiscales, sin que les haya llegado todavía ninguna respuesta. No ha tenido tampoco éxito, según el secretario de Estado de Cultura, la comunicación del ministerio para que la dirección de la capitalidad cultural donostiarra señale los proyectos en donde invertir los 1,2 millones de euros previstos en los presupuestos generales del Estado de 2014 y que tenían que acabar en Donosti 2016.

El proyecto de San Sebastián 2016 vive una grave crisis después de una cadena de dimisiones en su patronato. La directora general, Itziar Nogeras, dimitió por sorpresa a comienzos de mes. Nogeras no dudó en señalar a los dirigentes políticos del Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por Bildu, a los que acusó de ingerencias. También centró sus críticas en la Diputación de Guipúzcoa y en el Gobierno vasco.

Etiquetas
stats