Los dólmenes de Posadas ya son visitables

Entrada al conjunto dolménico de Posadas.

Terminadas las obras de acondicionamiento y recuperación del Conjunto Dolménico de La Sierrezuela de Posadas y a falta de la finalización del informe arqueológico final, los dos monumentos megalíticos más cercanos al río Guadalquivir en la provincia de Córdoba ya son visitables.

Las obras de puesta en valor de estos dos monumentos funerarios datados entorno a los 4.500 - 4.000 años de antigüedad (Calcolítico) han consistido en la construcción de un anillo rígido como cimentación que simplemente descansa sobre el terreno, aislado del mismo para no ocasionar daños en el entorno. Eso junto a la rigidez de algunos nudos de la estructura garantizan la estabilidad frente a una ubicación agresiva (cima de la Sierrezuela) muy azotada por la fuerza del viento y el desplazamiento de las tierras arcillosas.

Otro "handicap" es que el recinto tampoco dispone de solera transitable o arriostrante para respetar al máximo el firme natural y la visión del Dolmen de La Sierrezuela I en su entorno original en altura a través de una pasarela de madera. El cerramiento de este Dolmen I, ya conocido desde 1991 por la excavación realizada por María Reyes Lopera, se ha realizado con columnas y vigas de acero atornilladas al anillo de cimentación y cubierto con un tejado de chapa sándwich que se mimetiza con el entorno forrado con brezo.

Una solución arquitectónica de Alejandro B. Galán con el fin de hacer reversible completamente la intervención, y ejecutada por la constructora Malena Manuel Lozano Benito. La Dirección Arqueológica para la prospección, supervisión de movimientos de tierra y vaciado del Dolmen I, así como la limpieza del Dolmen II han corrido a cargo del arqueólogo local Rafael Fenoy, bajo la supervisión del arqueólogo provincial Alejandro Ibáñez.

Los objetivos de esta intervención han sido la recuperación del valor real intrínseco de estos restos arqueológicos, el vaciado de la arena que preservaba el Dolmen I dejando visible el estado original del monumento, la musealización de éste con la recreación de los restos hallados en 1991, el diseño de paneles informativos llevados a cabo por el técnico del Ayuntamiento de Posadas, Manuel Romero; la limpieza de las raíces que provocaban el desplazamiento, lento pero progresivo, de los ortostatos, y la limpieza del Dolmen II.

Esta última intervención es la gran novedad de un conjunto funerario Calcolítico que viene a aportar más datos a los hallazgos realizados por Juan F. Murillo Redondo sobre un posible asentamiento poblacional jerarquizado hace 4.000 años antes del presente en la falda meridional de la Sierrezuela, quizás el germen de la actual Posadas.

El Dolmen II ahora es visible para el gran público, encontrándose protegido por una malla cinegética que perimetra totalmente el monumento como medida de protección contra daños físicos. A pesar de no haber sido intervenido arqueológicamente puede verse su estructura, a grandes rasgos, donde se aprecian también los elementos intrusivos que están dañando al monumento, como ya avanzó el arqueólogo local Daniel García Arrabal.

Esta intervención responde al macroproyecto del futuro Ecomuseo de La Sierrezuela, iniciado por la actual Corporación Municipal, que pretende poner en valor todos los recursos naturales y patrimoniales de este espacio protegido.

Etiquetas
stats