LA DISCOTECA

La Discoteca de Juan: “Lo siento, soy cero flamenco”

Juan siguiendo el rastro firme de las migas de pan.

El productor cordobés Juan acaba de publicar un nuevo EP, el segundo de este año, aunque la música que contiene el vinilo de El rastro firme es algo más antigua. Mientras pinta las carátulas de los 100 discos físicos de este trabajo y ultima su participación en el proyecto Electronic Flamenco Esquejes, apoyado por Córdoba ciudad de las ideas, nos permite ojear su discoteca.

El cordobés Juan publica una evocadora banda sonora electrónica para el presente

¿Cuál es el primer disco que has escuchado esta mañana?

El Rastro Firme, mi disco. Llevaba dos meses sin oír el material. No soy de los que deja sus creaciones en el olvido y una vez acabadas ya no las quiere ni ver ni escuchar, todo lo contrario. También lo hago por dudas de última hora, algo de incertidumbre, nervios… y porque necesitaba motivación para seguir pintando las portadas.

¿Qué disco fue tu principal inspiración para El rastro firme?

No ha habido un único referente, más bien una buena amalgama de autores y “sonidos” con los que sentía especial conexión y emoción. Brian Eno, Tim Hecker, Huerco S., Nils Frahm, Roly Porter, Jóhann Jóhannsson, Rafael Anton Irisarri… Poner mi nombre al lado de ellos sí que me da vergüenza.

¿Y cuál te atreverías a recomendarle a Ángel Molina?

Exshaw de Ryan James Ford. Un álbum que es puro frenesí, rave sombría en el bosque, obtuso y amenazante. Bailaríamos hasta caer muertos. Y es de 2021.

¿Qué disco representa mejor la primavera cordobesa?

Cada vez siento menos apego por el abril-mayo cordobés. Pero lo musicalizaría con The Remixes: 1997-2000 de Jazzanova. Es un material que ha envejecido bastante bien y al que ahora se le echa pocas cuentas, cuando le debemos mucho.

¿Qué disco te avergüenza reconocer que te gusta? 

El Madrileño de C.Tangana. No me atreví a comprármelo y me lo regalaron en vinilo el pasado San Juan. Es un puto discazo que suena increíble y del que ya no me da ninguna vergüenza. Al revés, soy un acérrimo defensor.

¿Qué disco jamás le recomendarías a Niño de Elche? 

Uno de Niño de Elche [risas]. Y cualquier disco de sevillanas, que no puedo con ellas. Pero seguro que Paco se lo traga todo, tiene menos (o cero) prejuicios de los que la gente se piensa.

¿Algún disco que te recuerde a tu pueblo, La Rambla?

Music for the Jilted Generation (1994) de The Prodigy. Solo escuchar los primeros acordes de Voodoo People y Poison y mi cuerpo y mente vuelven a tener 14 años. Cuando llegó ese disco a la casa de un colega no podíamos parar de ponerlo. Incluso copiamos algunos de los tics de los miembros de la banda que a día de hoy nos afloran cuando estamos de fiesta. Lo tengo en el hipotálamo instalado.

¿Qué disco lanzarías al espacio para que lo escuchara una civilización desconocida?

Soy de recopilar, y ya desde muy pequeño andaba grabando mis recopilatorios desde la radio y la televisión (VIVA y MTV) a cassete. Prepararía un compilado exclusivo de Warp Records y mandanga de Aphex Twin, Boards of Canada, Autechre, Chris Clark, Oneohtrix Point Never, !!!, Bibio, Lorenzo Senni… Así los extraterrestres pensarían que nosotros somos los marcianos.

¿Qué disco has estado escuchando para montar el proyecto Electronic Flamenco Esquejes?

Me he ido a canciones muy muy concretas de Four Tet, Nicola Cruz, Jamie xx, Floorplan y Nicolas Jaar, y “alguien” que sabe de nuevo flamenco me está lanzando referencias para sugestionarme. La verdad, quiero que mis composiciones en el proyecto suenen más “europeas” que locales, y que lo “flamenco” entre en mi electrónica como una capa más, a mi antojo, perdiéndole el respeto. Lo siento, soy cero flamenco.  

¿Qué disco te cambió la vida? 

Recientemente, Singularity (2018) de Jon Hopkins. Mi banda sonora conduciendo solo de vuelta a casa tras acabar la quimioterapia de mi madre. Por cada lágrima que derramaba por el camino más motivado para ponerme a componer música. Ha sido el detonante para este giro en mi carrera. Y, de hace un tiempo, me quedo con Play with the Changes (2007) de 4hero. Un doble LP donde hay belleza a raudales, alma, baile, negritud, modernidad…

Etiquetas
stats