FLAMENCO

Almuzara recopila en un libro el 'salseo' de la historia del flamenco

Imagen de archivo de un espectáculo flamenco

¿De qué bailaora era la foto que llevaban los soldados en la Primera Guerra Mundial? ¿y de quién se prendó el rajá de Kapurthala?, ¿Quiénes eran las puellae gaditanae? ¿Cuáles son las grandes dinastías flamencas? ¿En qué ciudad estadounidense nació el cantaor y tocaor John Lane, Pollito? ¿Cómo terminó el reto entre Rosario la Mejorana y Gabriela Ortega en el escenario, y cuál de ellas perdió el hijo que esperaba?

¿Le apetece despejar unas cuantas dudas sobre el flamenco? Pues la editorial Almuzara acaba de publicar este viernes un nuevo volumen de su serie Eso no estaba en mi libro de historia centrado en el arte jondo, del que se ha encargado el escritor Eduardo J. Pastor Rodríguez.

Mientras todavía algunos se debaten sobre si el flamenco tiene que entrar (o no) en las aulas y en los programas educativos, Pastor Rodríguez va directo al salseo, es decir, al anecdotario y la raíz de los misterios de este arte centenario, “un tesoro inabarcable en sus formas y en sus tiempos”, dice la editorial.

“Desde que el flamenco no era flamenco hasta que fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco ha estado presente en todo el mundo, desde el cabo de Trafalgar al Paralelo de Barcelona, desde el Levante hasta los fandangos de Huelva. E incluso, cómo no, traspasando las fronteras, no en vano la primera cátedra de guitarra flamenca se creó en Róterdam”, explica sobre esta obra la contraportada, que adelanta que su autor desentraña “muchos de los interrogantes que rodean al mundo del flamenco dotándole de ese embrujo que lo hace eterno”.

¿Por qué se unió Tragabuche a los bandoleros llamados Siete niños de Écija? ¿Murió dos veces el Beni de Cádiz? ¿De quién se dijo que el que no fuera a escucharlo cantar es que no tenía vergüenza? ¿Qué relación tenían las Camelias con Valle-Inclán o los hermanos Romero de Torres?, ¿Por qué se organizó realmente el Concurso flamenco de Granada? ¿Qué se escondía en los cafés-cantantes? ¿Qué mágica relación existe entre el toro y el cante? ¿Quién era la bailaora de la que decían que mareaba mirarla?

Las preguntas van cayendo en cascada en la obra del que fuera director de la revista Sevilla Flamenca y asesor jurídico de la Federación de Peñas de Sevilla, y autor, entre otros libros, de De frente y de perfil. Retratos de flamenco (2006-2018) o Fernando Villalón, centauro de pena.

Etiquetas
stats