Unas 2.000 personas asisten al concierto de la Banda Sinfónica de Madrid y María Dolores Gaitán

Jan Cober, director de la Banda Sinfónica de Madrid.

La Banda Sinfónica Municipal de Madrid, dirigida por el laureado Jan Cober, y la pianista María Dolores Gaitán protagonizaron anoche uno de los grandes conciertos del XIII Festival de Piano Guadalquivir en el que unos de los descubrimientos más trascendentales de la Ruta de la Seda, Gamelán y los sonidos de Java, trajeron al teatro de La Axerquía las influencias musicales de Oriente en nuestra cultura.

En un comunicado, el FIP Guadalquivir informa de que las notas de Les trois notes de Japon de Toshio Mashima -La danza de las grullas, El río nevado y La fiesta del fuego- abrió el concierto transportando al público hasta el milenario país del sol naciente con una recreación de los sonidos de la naturaleza y de las melodías tradicionales japonesas.

El concierto siguió con el Concierto para Piano en Sol M de Maurice Ravel. Cober reconoció que “coordinar el sonido de la banda con la interpretación del piano solista es difícil y más aún con Ravel que es un autor mucho más complicado que Chaicovski, Wagner, Strauss o Turina. Ravel es muy especial por su técnica a la hora de escribir”.

Tras un breve intermedio, la Banda madrileña regaló a los más de 2.000 asistentes una interpretación de los Pinos de Roma de Ottorino Respighi. “El ambiente es muy importante para las expresiones artísticas y aquí hay contacto directo con el público y el ambiente es muy bueno, los músicos lo perciben, y ayer estaban muy contentos”, reconoció el director que alabó la labor de María Dolores Gaitán como pianista y como directora del Festival.

“Personas con estas iniciativas son muy importantes. Este es un festival muy grande y muy complejo y muy preciso y la función estuvo muy bien”, afirmó Jan Cober, que compagina la dirección de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid con su puesto de profesor en el Conservatorio en Maastricht (Países Bajos) y el de consejero del World Music Festival Kerkrade (Países Bajos).

Como experiencia introductoria al concierto, La Tetera Azul realizó sendas catas del té y la infusión Aromas sonantes, que la reconocida casa tés e infusiones ha creado en exclusiva para el FIP Guadalquivir.

El Festival Internacional de Piano Guadalquivir está organizado por la Asociación Cultural Guadalquivir Pianístico y tiene como patrocinadores principales al Ayuntamiento de Córdoba, Córdoba Patrimonio, Emacsa, Vimcorsa, Sadeco, Fundación Cajasur, Cabildo Catedral-Foro Osio y Universidad de Córdoba. Además, cuenta con la colaboración de Catriem, Cervezas Alhambra, Corhyund, La Arruzafa, La Tetera Azul, Sociedad de Artistas AIE, Hotel Casas de la Judería, , Telas Vicente, You Solo Yoga, Conservatorio de Udine (Italia), Banda Sinfónica Municipal de Madrid, Escuela de Flamenco Ntra. Sra. de la Piedad, Ana Martina, Covap, Conservatorio Profesional de Música “Músico Ziryab” de Córdoba y Royal Pianos.

Etiquetas
stats