Urbanismo encarga un informe sobre las obras que se han ejecutado en Caballerizas Reales

Imágenes del bar de la grada interior de Caballerizas Reales.

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha encargado un informe que examine las obras de reforma que se han ejecutado en el interior de las Caballerizas Reales por parte de la entidad Córdoba Ecuestre, que gestiona el edificio, y que ha reconocido en los últimos días la realización de varios proyectos para los cuáles no se ha pedido el permiso de Urbanismo.

Fuentes municipales han confirmado a CORDÓPOLIS que el estudio encargado, que se está llevando a cabo por parte de arquitectos de la propia Gerencia Municipal de Urbanismo, se tenía que hacer igualmente en el marco de las negociaciones con el Ministerio de Defensa para la adquisición del inmueble por parte del Ayuntamiento. En estos momentos y hasta que acabe la última prórroga en abril, el Consistorio tiene el usufructo del edificio, que sigue siendo propiedad del Gobierno de España.

Así, el objetivo es examinar todo el edificio para estipular la envergadura de las reformas que se han hecho en él, incluyendo las que han trascendido a la prensa, así como otras que han constituido mejoras palpables en temas como accesibilidad o higiene. En cualquier caso, este periódico ha podido saber que en la Gerencia Municipal de Urbanismo no consta absolutamente ninguna solicitud de licencia de obra, reforma o apertura para este edificio, que tiene la más alta protección.

En este sentido, en declaraciones a Diario Córdoba, el presidente de Córdoba Ecuestre, Rafael Blanco, ha reconocido que las obras se han hecho “sin permiso de Urbanismo”, aunque “con cierto consentimiento de la administración local”, en lo que supone, de facto, el reconocimiento público de un presunto delito urbanístico por parte de Córdoba Ecuestre.

Y es que, más allá de la Gerencia de Urbanismo, cualquier obra que se haga en este edificio, Monumento Histórico Nacional desde 1929, tiene que ser autorizada por la Delegación de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía, que ya indicó a este periódico que no ha sido notificada de ningún tipo de actuación.

El segundo bar “para reuniones y asambleas”

¿Y qué se tendrá que auditar en Caballerizas Reales? Pues lo principal será estimar el alcance de las obras de los dos espacios que el community manager de Caballerizas Reales fundió en un post de Facebook que fue posteriormente borrado. Hablamos del famoso snack bar, que ha puesto en conocimiento del público cordobés una actividad hostelera que, según Córdoba Ecuestre, lleva al menos dos años abierta, y en la que las azafatas venden al público refrescos, cerveza, vino y licores de alta graduación sin ningún tipo de permiso para esta actividad.

La cuestión es que el post de Facebook mostraba dos espacios distintos. Esto es: por un lado las instalaciones con una pérgola, una barra, mesas y sillas para el público junto a las gradas exteriores y que se abre durante el espectáculo Pasión y duende del Caballo Andaluz; y por otro lado, el bar de la grada interior, que desde Córdoba Ecuestre denominan para “reuniones y asambleas”, y que sería privado.

Las fuentes consultadas por este periódico afirman desconocer en qué puede desembocar esta investigación y si puede acabar en sanción. Lo que sí alcanzan a decir es que las fotos que han trascendido desde el propio Facebook de Caballerizas Reales muestran una actuación urbanística que no va “para nada” en la línea con el edificio.

Este informe urbanístico es independiente a la investigación que ha abierto la Delegación de Hacienda del Ayuntamiento para determinar si el cobro de 5 euros por acceder al edificio cuando no hay espectáculo se ajusta a la legalidad, puesto que el Consistorio no lo contempla en las Ordenanzas Municipales y además afirma que no había sido informado de ello.

https://cordopolis.es/2020/02/27/el-ayuntamiento-paga-la-factura-de-la-luz-en-caballerizas-reales/

Etiquetas
stats