Unieléctrica, entre las 30 pymes de España con mayor crecimiento

Diego Montes, en una de las dependencias de Unieléctrica.

La comercializadora de energías renovables Unieléctrica ha entrado con toda la energía en el reconocido proyecto Cepyme500, por el que la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas busca reconocer a las 500 pymes con mayor y más sólido crecimiento. En concreto, la empresa, con sede en Córdoba y capital 100% local, es la número 27 del país (y tercera en Andalucía) con 292,6 puntos, atendiendo a los estrictos criterios del proyecto Cepyme500. También es la primera de su actividad en el listado, en el que ha entrado ‘rompiendo’ este mismo año ya que el ránking excluye a las empresas con menos de 4 años de antigüedad.

Los criterios del proyecto Cepyme500 conceden un 40% de la puntuación al crecimiento en ventas (en el 2016, Unieléctrica facturó algo más de 150 millones de euros casi duplicando lo del año anterior), un 30% a la situación financiera y un 10% a la innovación. Unieléctrica ha conseguido así entrar entre las 30 primeras pymes de España a pesar de que hay un 20% en el criterio de puntuación en el que, lógicamente, no es valorable: el de internacionalización, debido a sus propias características del ámbito en el que trabaja, el mercado eléctrico peninsular e insular (éste último con una reglamentación diferente, y en el que también ha entrado hace poco más de un año).

Capítulo aparte, Unieléctrica junto a su grupo, está especializada en servir a otras pymes y autónomos. Ello le ha permitido entrar entre las 10 primeras comercializadoras españolas de energía en número de clientes de este tipo, siendo la segunda de su género para empresas que solo vende energías renovables, según los últimos datos de la CNMC.

Según el director gerente de Unieléctrica, Diego Montes, la entrada de la firma en el ránking de Cepyme "supone una reconocimiento al trabajo, la gestión y el espíritu de la empresa", que consigue hacer rentable y permitir grandes ahorros a los consumidores, en su mayor parte otras pymes y autónomos, todo ello usando además energías renovables que suponen un plus de responsabilidad social y medioambiental de sus clientes, así como de mejora de la imagen de las empresas a las que surte ante sus respectivos clientes y las administraciones.

Los estrictos criterios del proyecto Cepyme500, que como ya se ha dicho solo admite a empresas con más de 4 años de antigüedad, también excluyen a las que tienen un accionariado extranjero de más del 50%, aquellas cuya últimas cuentas de cifra de venta individual o consolidada esté por debajo de 10 millones de euros o por encima de los 200 millones, no cuentan con las cifras de filiares, solo acepta a aquellas cuya cifra de venta compuesto (CAGR) sobre los últimos 3 ejercicios sean inferiores al 15% y se excluyen también las empresas con una disminución de más del 20% de los activos a lo largo de los últimos 3 años.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2017 - 06:24 h